OCEANIA/PAPUA NUEVA GUINEA - Se ha duplicado la tasa de mortalidad materna debido a parto

miércoles, 2 mayo 2012

Port Moresby (Agencia Fides) – En los años comprendidos entre 1990 y 2008, en todo el mundo, la tasa de mortalidad materna a causa del parto se ha reducido en un 34%. Sin embargo no ha sucedido lo mismo en el caso de Papua Nueva Guinea, donde incluso se ha visto duplicada. Aproximadamente el 99% de las mujeres embarazadas que muere, vive en países en vías de desarrollo, y el riesgo continúa aumentando en las zonas rurales.
En Papua Nueva Guinea, zona predominantemente rural, las disparidades de género y las malas condiciones del servicio sanitario han contribuido al empeoramiento de este fenómeno. Según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, la tasa de mortalidad materna en el país es de 250 muertes por cada 100.000 nacidos vivos.
Reflejan mejor esto, los datos registrados en el año 2006, que reportan 733 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, después de Afganistán, el más alto de la región asiática del Pacífico. Los expertos dicen que la vida de las mujeres embarazadas podrían salvarse con el control médico de los nacimientos y la atención prenatal y pos-parto. La World Bank calcula que el 17% de los habitantes de la región no puede utilizar una carretera de acceso para llegar a los centros, además las dos quintas partes de las estructuras sanitarias carecen de electricidad y equipo médico básico.
Una de las razones por las que en Papua Nueva Guinea hay muchas muertes es el hecho de que el 67% de las mujeres dan a luz en casa, a menudo sin la ayuda de comadronas preparadas. Los establecimientos sanitarios administrados por la Iglesia, alrededor del 60% en el país, son los más funcionales. La Iglesia del Nazareno cuenta con un hospital de distrito en Mount Hagen en la Western Highlands Province, y con servicios de salud en la zona rural de la provincia de Jiwaka. Cada mes, un grupo de trabajadores de la salud visitan 16 establecimientos rurales ofreciendo pruebas prenatales, cuidado infantil, educación sanitaria y planificación familiar. Los embarazos más complicados son trasladados al hospital. (AP) (2/5/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network