AFRICA/LIBIA - El informe del Consejo de Europa sobre la muerte de 63 migrantes en el mar en marzo de 2011 confirma la información que la Agencia Fides publicó en aquel momento.

miércoles, 25 abril 2012

Trípoli (Agencia Fides) - El Consejo de Europa ha reconocido en su informe las responsabilidades de la OTAN, de Italia, de España y de Malta, en la muerte de 63 personas (entre las que se encontraban mujeres y niños), que murieron de hambre y sed en marzo de 2011, mientras que el bote de siete metros en el que se encontraban viajaba a la deriva en aguas del Mediterráneo.
El informe, titulado ''Vidas perdidas en el Mar Mediterráneo: ¿Quién es responsable?'', ha sido votado el 24 de abril en la Asamblea del Consejo de Europa con 108 votos a favor, 36 en contra y 7 abstenciones. En el texto se destacan las responsabilidades de la OTAN y de Italia, así como de España y Malta, en la tragedia del bote de inmigrantes que zarpo desde el puerto de Trípoli en marzo de 2011 y que estuvo 16 días en alta mar a merced de las corrientes, sin que nadie interviniese.
El episodio fue denunciado a la Agencia Fides por Su Exc. Mons. Giovanni Innocenzo Martinelli, Vicario Apostólico de Trípoli (véase Fides 15/4/2011), el cual había dicho que el 14 de abril de 2011 habían sido salvadas unas diez personas en una playa de Trípoli, “únicos supervivientes de un grupo de unas 70 personas que habían zarpado con una barca hacia Europa” había dicho a Fides. “La mayoría murió en el mar, otros al límite de sus fuerzas, en la playa. Son etíopes, musulmanes y cristianos. La policía local, después de haberlos socorrido, los ha encarcelado brevemente para luego dejarlos libres de nuevo. En ese momento se han dirigido a nosotros para obtener ayuda”.
Mons. Martinelli añadía también: “lo que me sorprendió de las historias de los supervivientes, es que en un cierto momento un helicóptero sobrevoló la embarcación, cuando estaban a la deriva en alta mar. Desde el helicóptero les lanzaron algunas botellas de agua y alimentos, luego desapareció. No sabemos a quién pertenece esta aeronave, que había impresa la sigla "Army". No podía ser de Libia, debido a la 'no-fly-zone'”. El informe retiene como creíble la información de los supervivientes en lo que se refiere a este último suceso. (L.M.) (Agencia Fides 25/4/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network