EUROPA/ESPAÑA - Cada año mueren cuatro millones de niños menos que en 1990, pero todavía queda mucho por hacer

viernes, 20 abril 2012

Madrid (Agencia Fides) – A pesar de las cifras alarmantes que cada día nos llegan sobre las condiciones precarias de vida de millones de niños en todo el mundo, parece que los últimos 20 años han sido fundamentales para la mejora de sus condiciones de vida. Las enfermedades, el hambre y la escasez de recursos son algunos de los factores que amenazan la supervivencia de gran parte de la población mundial y, en especial, de la infancia, uno de los sectores más vulnerables. Sin embargo una investigación, realizada recientemente por el “Overseas Development Institute”, estima que cada año mueren cuatro millones de niños y niñas menores de cinco años menos que en 1990. Los proyectos de escolarización, las campañas de vacunación y las de salubridad llevadas a cabo en diferentes zonas pobres han dado buenos resultados. Resultan 56 millones más de niños inscritos a la escuela y 68 países más con el 90% de cobertura en vacunas para las principales enfermedades infantiles.
A pesar de las notables mejoras, aún queda mucho por hacer. La tasa de mortalidad infantil continúa siendo elevada (7,6 millones de menores de cinco años murieron en 2010), persisten los conflictos y la desigualdad y, los recortes en las ayudas al desarrollo ponen en peligro las investigaciones relacionadas con el SIDA y la desnutrición. (AP) (20/4/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network