AMERICA/EL SALVADOR - Tregua fra le bande con il concorso della Chiesa, ma il paese spera in una soluzione definitiva

miércoles, 28 marzo 2012

San Salvador (Agencia Fides) – Hoy, los periódicos de El Salvador han publicado la noticia de que el Ministro salvadoreño de Seguridad y Justicia, David Munguía Payés, ha admitido que existe una "tregua" entre las sanguinarias pandillas del país y esto ha propiciado una bajada "inaudita" del número de homicidios, pero ha advertido igualmente que "no hay garantías" de que ese pacto sea una solución duradera al problema de la violencia.
Una nota enviada a la Agencia Fides desde la Iglesia local indica que ayer el Ministro Munguia admitió públicamente que la iglesia católica, por medio del Obispo castrense, Fabio Colindres, intervino para que los jefes encarcelados de las pandillas Mara Salvatrucha y La Mara 18, las principales del país, pactaran esta tregua. Esta declaración ha desatado una polémica en el país centroamericano.
En un discurso oficial ante la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para la Seguridad Ciudadana, Democracia y Derechos Humanos, María Otero, el Ministro Munguia ha destacado “la labor importante que ha desarrollado la iglesia católica para lograr una tregua entre las dos pandillas rivales. Este gesto, unido a la gran operación llevada cabo por la Policía Nacional Civil (PNC) para el control y la represión de los delitos, ha comenzado a dar resultados” ha dicho el Ministro.
En una rueda de prensa después del acto oficial, Munguía ha calificado de "insólito e inaudito" que los homicidios hayan bajado de una media diaria de 14 a 4 o 5 como consecuencia de esa tregua entre las pandillas, anunciada hace una semana por Mons. Colindres.
Sin embargo, ha reconocido que este pacto no es una solución duradera al problema de la extrema violencia que está desangrando a El Salvador, un país con poco más de 6 millones de habitantes, donde en 2011 se registraron 4.354 homicidios, según datos oficiales. El Salvador registra una tasa de más de 60 muertes anuales por cada 100.000 habitantes cuando la media mundial es de 8,8 según datos de la ONU. El gobierno ha reiterado que las pandillas son responsables del 90 % de estos asesinatos.
La Agencia Fides ha recibido además algunas señalaciones a cerca de la polémica suscitada en el país, en las que hay quién se sorprende de la actuación del Obispo, porque “con las bandas no se trata, deben desaparecer por completo”. Un fiel católico escribe: “el problema no es ahora, el problema llegará más tarde, cuando la tregua termine”. Una tercera señalación, más negativa, advierte que la tregua puede servir a las bandas “para recuperar fuerzas y atacar de nuevo”. (CE) (Agencia Fides, 28/03/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network