AFRICA/MADAGASCAR - Cabañas, escuelas, iglesias y cultivos destruidos: el cuadro de los daños en la diócesis de Moramanga después de los huracanes Giovanna e Irina

viernes, 23 marzo 2012

Moramanga (Agencia Fides) – Se concluyó, ayer 22 de marzo, la reunión del Consejo Presbiteral de la Diócesis de Moramanga, durante la cual los párrocos de los ocho distritos misioneros de la diócesis informaron de las últimas noticias acerca de los daños causados ​​por el paso de los huracanes Giovanna e Irina, que recientemente han devastado el país (véase Fides 14,16,17,20/2/2012). El Papa Benedicto XVI lanzó un llamamiento por Madagascar en el Ángelus del domingo 11 de marzo (véase Fides 12,13/3/2012).
Mons. Gaetano Di Pierro, Obispo de Moramanga, informa a la Agencia Fides que el panorama general señala 8 muertes, 1009 personas afectadas, 809 cabañas destruidas (la mayoría de la población de la foresta vive en cabañas, algunas con techo de uralita), 14 escuelas destruidas, 42 iglesias destruidas o gravemente dañadas, 3 dispensarios de la misión con daños, el 80% de los cultivos de todo tipo destruidos. “Hemos evaluado los daños este es el resultado obtenido” dicwe el Obispo. “Se necesitarían láminas para los techos. El precio de una lámina de uralita es de 10 euros: una cuarta parte de la remuneración mensual de un trabajador. Luego se necesitan al menos 500 kg de semillas de arroz, 200 kg de maíz, 200 kg de legumbres. Se trata de alimentos suficientes para tres meses, por lo menos hasta que llegue la próxima cosecha, para cunas cincuenta familias - continúa el Obispo -. También se necesitan medicamentos esenciales contra la malaria y las enfermedades intestinales”. Mons. Di Pierro concluye agradeciendo a todos los amigos que han orado por la gente de su 'hermoso país' de Madagascar. (AP) (23/3/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network