http://www.fides.org

America

2012-03-20

AMERICA/ECUADOR - “Papá me castiga, si no trabajo”: 15.000 niños trabajan en las calles de Quito

Quito (Agencia Fides) - “Papá me castiga, si no trabajo”: esta es la realidad de más de 15.000 niños de la capital de Ecuador, Quito, que trabajan como vendedores ambulantes en las calles de la ciudad. Según el Instituto de la Niñez y la Familia (INFA), el 63% de estos niños trabajan más de 40 horas a la semana. Detrás de esta realidad se esconden problemas de malos tratos en familia y por parte de las mafias que obligan a los niños a vender dulces, flores, cd, a tocar instrumentos como la guitarra, la flauta o la armónica, o a hacer juegos malabares en las esquinas de las calles o en los autobuses.
A pesar de que el artículo 136 del Código de Trabajo establece los 15 años como la edad mínima para empezar a trabajar en el país, los niños empiezan a hacerlo con tan sólo 5. La mayoría, el 90%, ni siquiera viven en Quito, sino que llegan de otras provincias. Según la Policía Especializada en Niños y Adolescentes (Dinapen), resultan muchos que provienen de Cotopaxi, Chimborazo y Manabí. El Director del Centro del Muchacho Trabajador (CMT) señala que el trabajo infantil está relacionado con las condiciones de pobreza del país.
El Centro define este fenómeno como un instrumento que priva a los niños de su infancia, de su potencial y de su dignidad, de igual modo que afecta a su desarrollo físico y psicológico. De los datos del INFA resulta que en los últimos 10 años el trabajo en las calles ha requerido una inversión de “sólo” un 5% que, en comparación con la ganancia de la venta de dulces, por ejemplo, no equivale a nada. Y esto es también uno de los factores que inciden en el aumento de la tasa de trabajo infantil. La Dinapen ha declarado que los niños recaudan entre 12 y 68 dólares al día, con un ingreso mensual entre 100 y 1800 dólares, dinero que no es para ellos, sino que deben entregar a sus explotadores.
Además a este triste panorama hay que añadir el “trabajo invisible”, donde los niños son explotados cargando y descargando materiales pesados​​, alimentos y madera. Según la Dinapen son el 25%. El trabajo aumenta en un 25% durante la Navidad, San Valentín o el día de la Madre. (AP) (20/3/2012 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network