http://www.fides.org

Asia

2012-03-20

ASIA/INDIA - Las negociaciones por los dos italianos secuestrados “no han iniciado”, la policía pide ayuda a las iglesias y Ong

Bhubaneshwar (Agencia Fides) – “Las negociaciones para la liberación de los dos italianos secuestrados en Orissa no ha comenzado todavía. Los rebeldes maoístas quieren que el gobierno de Orissa, satisfaga antes las 13 condiciones que han puesto. No piden dinero, sino la liberación de algunos presos”, dice a Fides el p. Santosh Digal, sacerdote de la Archidiócesis de Cuttack-Bhubaneshwar, en el estado de Orissa, responsable de la Oficina Diocesana para las Comunicaciones Sociales. El sacerdote se encuentra en el distrito de Kandhamal, donde tuvo lugar el secuestro, y ha sido enviado por el Obispo para estudiar si hay posibilidades de mediación, para facilitar la resolución del secuestro de Paolo Bosusco y Claudio Colangelo, secuestrados hace unos días. De hecho, ya que muchos de los miembros de la tribu del distrito son cristianos, la policía ha pedido ayuda a las iglesias y organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil, para activar todos los canales posibles que puedan ser útiles para la liberación de los ambos hombres “por razones humanitarias”.
Su Exc. Mons. John Barwa, Arzobispo de Cuttack-Bhubaneshwar, ha lanzado hoy un nuevo llamamiento para su liberación, diciendo que “todos los fieles están rezando para salvar la vida de dos personas inocentes”. En el distrito de Kandhamal (conocido por las masacres contra los cristianos del 2008), entre las tribus rebeldes que los maoístas defienden, hay muchas comunidades cristianas. Los rebeldes (también conocidos como "naxalitas") luchan especialmente contra fenómenos como el “land grabbing” (el acaparamiento de tierras por parte de empresas extranjeras), condenando los proyectos mineros que perturban la vida de las comunidades tribales y producen su desplazamiento.
El enviado del Obispo dice a Fides: “Estamos haciendo todo lo posible. A pesar de la labor de dos mediadores, los rebeldes dicen que, hasta que el gobierno no haya cumplido con sus condiciones, la negociación no iniciará. La situación es difícil. Las iglesias están tratando de convencer a los secuestradores que el secuestro de dos personas inocentes no es un buen medio para lograr sus objetivos”. (PA) (Agencia Fides 20/03/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network