http://www.fides.org

America

2012-03-15

AMERICA/CHILE - La solidaridad de los religiosos para con la población de Aysén, mientras recomienza el diálogo

Santiago (Agencia Fides) – La Confederación de Religiosas y Religiosos de Chile se ha expresado diciendo que “el Movimiento de Aysén pertenece a todo Chile, en especial a la gente honesta, pacífica, cansada de aguantar y ser víctimas de tanta injusticia”. En el texto del comunicado, enviado a la Agencia Fides, se lee: “queremos sumarnos a la gran cadena de solidaridad que se viene enlazando para apoyar a nuestros hermanos y hermanas de la Región de Aysén. Sabemos que lo que ocurre con ellos no es nuevo, sino producto de un sin número de decisiones en donde los más pobres son siempre los más perjudicados”. El documento, publicado ayer, exprime pleno apoyo al Obispo de Aysen, Mons. Luis Infanti de la Mora, que con su lema: “Tu problema, es mi problema” ha elevado la situación de Aysen a un problema nacional.
La población de Aysén desde hace tiempo vive exasperada por la falta de respuestas del Estado, a sus solicitudes de infraestructuras, subsidios para pequeñas y medianas empresas, mejores condiciones de trabajo... hasta el punto de organizar manifestaciones de protesta públicas que han producido enfrentamientos con la policía (véase Fides 23/2/2012; 3/3/2012).
El comunicado de los religiosos chilenos prosigue: “nos indignamos ante lo que ocurre en Aysén y denunciamos cualquier tipo de acción violenta contra los ciudadanos, cualquier negación al ejercicio del diálogo pacífico. Nos manifestamos contrarios a cualquier posibilidad de aplicación de leyes anti-terrorista, de Seguridad Nacional, por ejemplo) que no concuerdan con los problemas en cuestión”. El texto finaliza con una nota de esperanza: “Es posible construir la gran “mesa para todos” a través de la escucha del otro y de la empatía con nuestros hermanos más afectados”.
En cuanto a la situación en Aysén, sólo ayer se ha reanudado el diálogo por comités separados. El gobierno ha declarado su intención de adoptar una serie de medidas en el área, aunque no haya podido concluir el diálogo con los Movimientos sociales de Aysén. Los líderes de los Movimientos no quieren ser dividido porque todavía hay muchas peticiones de la población que se deben tener en cuenta: los servicios de salud, el precio del combustible, la educación pública, los impuestos del comercio, etc. El ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, ayer anticipó que se están preparando medidas que afectan a los servicios de transporte, la producción y la pequeña empresa.
El Obispo, Mons. Infanti, Vicario Apostólico de Aysén, hace tres días se presentó en el Palcio del Gobierno, en la capital, donde se reunió con el Ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, con el fin de solicitar la disposición a dialogar sobre las peticiones realizadas por los Movimientos Sociales de la zona, y negando que exista un “activismo político” de su parte. (CE) (Agencia Fides, 15/03/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network