http://www.fides.org

Vaticano

2012-02-17

VATICANO - El Papa a los Obispos de África y Europa: la Iglesia en los dos continentes “está viva, creciendo, y no tiene miedo de llevar a cabo su misión evangelizadora”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “El Simposio os ha dado la oportunidad para reflexionar sobre los problemas de la Iglesia en los dos continentes. Claro, estos no faltan, y son a veces relevantes; pero, por otro lado, también son prueba de que la Iglesia está viva, creciendo, y no tiene miedo de llevar a cabo su misión evangelizadora. Para ello necesita de la oración y del compromiso de todos los fieles”: ha subrayado el Santo Padre Benedicto XVI durante la audiencia del 16 de febrero con los participantes al Simposio del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) y del Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM/SCEAM), que se ha celebrado estos días en Roma sobre el tema:
“La evangelización hoy: comunión y cooperación pastoral entre África y Europa. La persona humana y Dios: la misión de la Iglesia de proclamar la presencia y el amor de Dios”. En su discurso el Papa ha señalado que “la evangelización es parte de la vocación de todos los bautizados, que es una vocación a la santidad. Los cristianos que tienen una fe viva y están abiertos al Espíritu Santo, se convierten en testigos con la palabra y la vida del evangelio de Cristo. A los pastores, sin embargo, se les confía una responsabilidad especial”.
Dando gracias a Dios “por los frutos espirituales resultantes de las relaciones de amistad y cooperación entre las comunidades eclesiales” de los dos continentes, el Papa ha dicho: “Desde diferentes contextos culturales, sociales y económicos, han puesto de relieve la común tensión apostólica para anunciar a su gente a Jesucristo y su evangelio, en un estilo de "intercambio de dones". Continúen en este camino fructífero de fraternidad en el trabajo y en la unidad de propósitos, ampliando cada vez más los horizontes de la evangelización”. Después ha recomendado el “tener en cuenta el vínculo esencial entre la fe y la caridad, porque se iluminan uno al otro en su propia verdad”.
En cuanto a los retos actuales a los que los Obispos de los dos continentes se enfrentan, Benedicto XVI ha citado la indiferencia religiosa en primer lugar, en un ambiente secularizado y a menudo hostil a la fe cristiana.
“Otro desafío para la proclamación del Evangelio es el hedonismo, que ha ayudado a penetrar la crisis de valores en la vida cotidiana, en la estructura familiar, de la misma manera que interpreta el significado de la existencia. Síntoma de un grave malestar social es también la propagación de cosas tales como la pornografía y la prostitución”, El Pontífice ha exhortado a no desanimarse, sin olvidar que “Cristo resucitado está siempre con nosotros” e che “en las sociedades de África y de Europa no son pocas las fuerzas del bien”.
Entre las recomendaciones dirigidas al Episcopado de los dos continentes, el Santo Padre ha puesto la familia al centro de la atención de los pastores, porque ella como iglesia doméstica “es también la garantía más sólida para la renovación de la sociedad”; y también la promoción de las vocaciones sacerdotales y de consagración especial, el cuidado de los jóvenes (“sigan con especial atención su crecimiento humano y espiritual, alentando también las iniciativas de voluntariado que puedan tener un valor educativo”), y la promoción de “toda forma auténtica de la cultura” de modo que “la luz del Evangelio forma parte del tejido cultural, elevándolo y haciendo fecundar las riquezas”. (SL) (Agencia Fides 17/02/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network