http://www.fides.org

Asia

2012-02-13

ASIA/THAILANDIA - Llamamiento al gobierno para San Valentín: es urgente detener la prostitución

Bangkok (Agencia Fides) – La prostitución es un mal muy extendido en la sociedad, que está controlada por empresarios, funcionarios públicos y políticos; es urgente crear medidas radicales para detener la próspera industria ilegal del sexo en Tailandia: este en el llamamiento que realiza al Gobierno en la fiesta de San Valentín, el partido “Rak Prathet Thai” (“Amar Tailandia”) y compartido por grupos de la sociedad civil en el país. “La industria del sexo tiene una facturación anual de 200 millones de baht (6,4 millones de dólares), equivalente a casi el 10% del presupuesto nacional del país”, ha dicho Chuwit Kamolvisit, líder del Partido y ex propietario de una cadena de centros de masaje. El llamamiento, recibido también en la Agencia Fides, insta al Gobierno de Yingluck Shinawatra a tomar medidas contra la trata de personas, que ve involucradas a un millón de mujeres explotadas, de las cuales 100 mil son menores de 18 años, en el nombre de una “idea falsa del amor”.
Varias organizaciones no gubernamentales que operan en la sociedad tailandesa han recogido en un CD ejemplos de videoclips que muestran abiertamente las negociaciones de los precios con clientes potenciales de las prostitutas, a menudo turistas; así como mujeres con poca ropa buscan clientes en vastas zonas de la capital. La prostitución, señalan los grupos, a menudo se oculta en salones de masaje, bares y discotecas.
El fenómeno también se genera por el prejuicio y la discriminación hacia las mujeres, que no gozan del respeto y la protección de su dignidad: lo confirman los resultados de una encuesta del Centro de Investigación y formación sobre la Salud de la Mujer de la Universidad de Khon Kaen, con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social. El Centro ha entrevistado a más de 3.000 mujeres que quedaron embarazadas durante la adolescencia. El 70% de las encuestadas dijo que los embarazos no fueron planeados y tuvieron que abandonar la escuela debido al embarazo, viéndose a menudo en una situación de explotación y de condiciones de auténtica esclavitud para mantenerse. (PA) (Agencia Fides 13/2/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network