http://www.fides.org

America

2012-02-07

AMERICA/COLOMBIA - Los Obispos: “las FARC ya no son un grupo político, sino una banda de terroristas”

Bogotá (Agencia Fides) – El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, el Arzobispo de Bogotá, Monseñor Rubén Salazar, al inicio de la Asamblea anual de Obispos del País ha declarado que “las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) ya no son un grupo político, sino una banda de terroristas” y ha exigido poner fin a los ataques terroristas que no hacen más que causar víctimas entre la población inocente. Mons. Rubén Salazar Gómez también ha dicho que “el país no resiste más tanto dolor, tantas lágrimas y tantas muertes de inocentes”, añadiendo: "sé que hay muchos problemas sociales, pero la manera de solucionarlos no es con la violencia”.
Mons. Salazar Gomez se ha referido a continuación a los actos de terrorismo desatados por las FARC en el país la semana pasada, cuando, entre otros actos violentos, hicieron estallar una motocicleta bomba, matando a 18 personas y provocando un centenar de heridos.
“La guerrilla sufre una desesperación terrible - ha dicho el Arzobispo - quiere hacerse notar, después de los golpes duros que han recibido con la muerte del 'Mono Jojoy y de 'Alfonso Cano' (véase Fides 8/11/2011). Esos son pataleos de las Farc en los que las únicas víctimas son los habitantes del país y la gente inocente”.
Del 6 al 10 de febrero, unos 90 Obispos católicos se reúnen en Asamblea en Bogotá, para analizar la realidad eclesial y nacional y promover alternativas de acción y de mejora. Mons. Salazar Gomez ha dicho que vivimos en una sociedad con un conflicto “crónico que hunde sus raíces en muchos acontecimientos y situaciones que a lo largo de nuestra ya larga historia han ido creando una sociedad in-equitativa, desigual, con elementos altamente preocupantes de injusticia estructural”. Sus palabras, en el discurso de inauguración de la Asamblea, han sido claras y firmes: “el Estado es débil, sin presencia efectiva en todo el territorio nacional, lo cual ha permitido que fuerzas al margen de la ley se tomen vastas zonas del país en donde imponen a sangre y fuego su propia ley. La implementación incipiente de las leyes de reparación de víctimas y de restitución de las tierras a los despojados nos ha revelado el mapa aterrador de millones de personas que, por diversos motivos, han sido víctimas de atropellos que han violado profundamente sus derechos fundamentales. Se trata de una toma de conciencia creciente que abre horizontes nuevos para que Colombia deje definitivamente atrás lo que ha impedido la paz y consolide procesos claros de búsqueda de la justicia y la solidaridad que garanticen una verdadera convivencia de todos los colombianos”.
El Presidente de la Conferencia Episcopal ha declarado que se trata de buscar entre todos “los caminos que permitan superar el conflicto social y encontrar también caminos de negociación con la insurgencia armada para que cesen su guerra sin sentido y aporten a la construcción conjunta de una sociedad más justa, más fraterna, más solidaria”.
Los ataques de la semana pasada han sido cometidos contra comisarías de policía de los municipios de Tumaco y Villa Rica, en los departamentos de Nariño y Cauca (suroeste), y también contra un hotel en la ciudad de Cajamarca en el departamento de Tolima (centro-oeste) (CE) (Agencia Fides, 07/02/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network