http://www.fides.org

Africa

2012-02-01

AFRICA/CHAD - Armas y no desarrollo: no se aplica la ley que obliga a utilizar el dinero del petróleo para fines civiles

N’Djamena (Agencia Fides) - En 2010, Chad ha gastado 154 mil millones de francos CFA (234 millones de euros) en armamento, una cifra todavía muy alta, aunque menor que en 2008 (275,7 mil millones de francos CFA, 420 millones de euros), el año en que el régimen del Presidente Idriss Déby tuvo que enfrentarse a una serie de movimientos guerrilleros, que incluso llegaron a amenazar la capital, N’Djamena. Así lo demuestra un reciente informe elaborado por la Ong CCFD-Tierras solidarias que denuncia el fuerte incremento del paso de armas al país africano desde 2004 a 2010, violando el espíritu de la ley del 11 de enero de 1999, que establecía que los recursos petroleros del país debían ser utilizados para fines sociales.
En particular, la ley establecía que el 10% de los ingresos petroleros de Chad debía ser depositado en una cuenta especial destinada a las generaciones futuras; el 80% se debía invertir en la sanidad, asuntos sociales, educación, infraestructuras, desarrollo rural (ganadería y agricultura), Medio Ambiente y Recursos del Agua; y el 5% para las comunidades locales de las zonas donde se extrae el producto bruto.
La ley había sido impuesta por el Banco Mundial como condición para la concesión de fondos para la construcción de la infraestructura necesaria para la explotación del petróleo (sobre todo el oleoducto que une Chad al puerto de Douala en Camerún).
Esta ley, como dice el informe, nunca se ha aplicado, y de hecho ha sido reemplazada por otra en 2005 que eliminó la porción de los ingresos asignados a las generaciones futuras y en cambio ha aumentado la proporción destinada a la seguridad, a la justicia y a la administración del territorio. “Estos sectores definidos como prioritarios han recibido el 65% de los ingresos directos”, afirma el informe.
Las consecuencias sociales son dramáticas: en 2009, Chad estaba al 175 puesto de los 182 países en el índice de desarrollo humano y en el 132 de los 135 en lo que se refieren al índice de pobreza humana. La proliferación de armas, especialmente las ligeras en el territorio de Chad ha provocado el aumento de la violencia entre las comunidades locales (además de ser exportadas a países vecinos, especialmente en la región sudanesa de Darfur), mientras que sigue sin resolverse el grave problema de las minas (1 millón) y de las bombas sin explotar (2 millones).(L.M.) (Agencia Fides 1/2/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network