http://www.fides.org

Africa

2011-12-13

AFRICA/BURUNDI - "Tenemos que hacer todo lo posible para evitar el abismo de la guerra": llamamiento de los Obispos de Burundi

Bujumbura (Agencia Fides) - "Os invitamos a rechazar enérgicamente la guerra y todo lo que podría sumir nuestro país en violencia. Si no nos comprometemos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance, existe el riesgo de que el país caiga en los horrores de otra guerra, mientras que todavía están vivas las heridas dejadas por la pasada". Es el dramático llamamiento hecho por los Obispos de Burundi a sus compatriotas en el mensaje de Navidad.
En el documento, enviado a la Agencia Fides, los obispos dicen que Burundi estaba desde hacía tiempo en el camino de la reconciliación y la reconstrucción civil después del final de la sangrienta guerra civil (1993-2006): del retorno de los desplazados y refugiados de países vecinos al pluripartidismo, del respeto a la libertad de expresión a la apertura de varios sitios para obras públicas y privadas. "¿Es posible que frente a todos estos beneficios, aún queramos volver a la lógica de la desconfianza, la exclusión, el conflicto y la guerra? No, una y otra vez no! ", afirman los obispos en el mensaje.
Mientras existen rumores de un retorno a la guerra, "en los últimos tiempos - escriben los obispos - asesinatos y masacres han pasado todas las medidas. Se va más allá de los delitos comunes, como los derivados del robo, por tierra y conflictos de intereses: el país está amenazado por delitos de sangre por razones políticas y de los que acusan a todas las partes en el conflicto". Los obispos escribe que al asesinato se le añade el delito de desaparición: "las personas son secuestradas, sólo para ser asesinados, arrojados en ríos o en la naturaleza, haciendo desaparecer cualquier rastro, hasta el punto de mutilarlo para que no se le reconozca. Algunos de estos delitos son, desafortunadamente, atribuidos a agentes del Servicio de Renseignement National et de Sécurité Nationale".
Se ha creado un clima de temor entre el gobierno (que teme la presencia de grupos armados) y la población (que teme la violencia del aparato de seguridad), dicen los obispos, ofreciendo algunas medidas para superar esta situación: respetar el gobierno elegido por las elecciones democráticas, este a su vez debe respetar y reconocer el papel de la oposición; instaurar un diálogo entre todos los partidos políticos; investigar a los agentes de los servicios de seguridad señalados por la población como responsables de delitos cometidos hacia ellos; llevar a juicio a los los delincuentes que ya han sido identificados "incluso si pertenecen al partido en el poder"; completar el proceso de desarme de la población y disolver las milicias de partido. (L.M.) (Agencia Fides 13/12/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network