http://www.fides.org

Asia

2011-11-29

ASIA/FILIPINAS - "El pueblo es rehén en un reino de terror e impunidad", denuncia el foro "Justicia para el padre Tentorio "

Arakan (Agencia Fides) - Acoso e intimidación a los tribales y a los líderes sociales; amenazas a los misioneros; caos y sufrimiento de la gente, en un "reino de terror e impunidad": es lo que denuncian los religiosos, líderes cristianos, partidarios de la paz, y los activistas de derechos humanos, al final de una peregrinación de dos días al valle de Arakan, en la zona de Cotabato del Norte, en la isla filipina de Mindanao. La peregrinación se celebró en memoria del Padre Fausto Tentorio, el misionero del PIME asesinado el pasado 17 de octubre en Arakan, y fue organizado por el Movimiento "Justicia para el padre Tentorio". Según se ha informado a la Agencia Fides, los líderes del movimiento han iniciado un diálogo con el gobierno local, con la policía y la Comisión local de Derechos Humanos, escuchando a la gente de Arakan y mostrando su apoyo después de la pérdida del amado "padre Pops "(como se le llamaba al padre Tentorio), asesinado hace 40 días.
Según las declaraciones de uno de los líderes de la misión, el hermano claretiano Arvin Bellen, "los campesinos y los indígenas lumad son constantemente víctimas de las operaciones militares de las fuerzas especiales" que buscan rebeldes comunistas del Nuevo Ejército del Pueblo.
"Los residentes – destaca el hermano Bellen - hace tiempo que han presentado a las autoridades una petición para la retirada de las tropas, sin conseguir resultados. Después de los últimos asesinatos, en el país prevalece un miedo intenso. Los operadores de la pastoral de la parroquia Madre del Perpetuo Socorro de Arakan y los líderes de las organizaciones campesinas son víctimas de hostigamiento e intimidación. El padre Pedro Geremia, misionero PIME, también ha recibido amenazas".
"La situación - prosigue - pone de manifiesto la horrible farsa que Aquino ha hecho de la palabra paz. La operación de contra insurgencia Oplan Bayanihan, no sirve para establecer la paz, al contrario, ha sembrado el terror entre los lumads y los agricultores. Mientras que las Fuerzas Armadas de Filipinas siguan sirviendo a los intereses de las grandes empresas, lo que ellos llaman paz sólo traerá más caos y sufrimiento a las comunidades pobres. Mientras el gobierno permita que en el norte de Cotabato reine el terror y la impunidad, no habrá nunca una verdadera paz". El Movimiento reitera su llamamiento para una "investigación rápida en el asesinato de Tentorio", y pide al Gobierno que convoque a todas las fuerzas sociales, los tribales, las comunidades religiosas y la sociedad civil, para lograr la paz y el desarrollo de la región. (PA) (Agencia Fides 29/11/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network