AFRICA/MALAWI - Esperanzas para Malawi en la elección del nuevo presidente de Zambia

martes, 4 octubre 2011

Lilongwe (Agencia Fides) - "Malawi se está convirtiendo en un estado policial", denuncia a la Agencia Fides el padre Piergiorgio Gamba, misionero Monfortiano, quien lleva 30 años viviendo y trabajando en Malawi. "Ahora la única preocupación es garantizar la sucesión en el poder, que en 2014 debe pasar al hermano del presidente Bingu wa Mutharika, Arthur Peter Mutharika".
En un país paralizado por una grave crisis económica la violencia política contra los opositores no se detienen. El último caso, que recuerda el misionero es el de Robert Chasowa, de 25 años, vicepresidente de la Juventud para la Libertad y la Democracia. "Lanzado desde el cuarto piso de su escuela en la noche del 24 de septiembre, su caso fue clasificado inmediatamente por la policía como un suicidio. Como prueba había cartas, con un mensaje para su padre. Una carta que su padre había rechazado por no ser auténtica ", dijo el padre Gamba.
La reciente elección en la vecina Zambia, del líder de la oposición, Michael Sata, jefe del Estado, representa según el padre Gamba, un motivo de esperanza en Malawi ", que a menudo parece reproducir los eventos en Zambia, con similitudes sorprendentes".
Los partidos de la oposición de Malawi dicen que la victoria de Sata es "un nuevo aliento para un cambio de política", dijo el misionero. "Sata ha ganado no sólo con la promesa de un crecimiento económico del país en general, sino con un verdadero desarrollo humano, debido a mejores salarios, los servicios sociales adaptados a las condiciones en que viven las personas (no sólo hablando de crecimiento del 7%" Producto Interior Bruto del año, cuando en realidad en las aldeas no se ve ninguna mejora), espacio para unas elecciones libres y la descentralización del poder político".
Su elección también es importante porque en el año 2007, Michael Sata, fue arrestado en el aeropuerto de Chileka, al sur de Blantyre, sin una justificación plausible, por orden del presidente Bingu wa Mutharika, considerado "persona non grata" y expulsado del país. En la base de la medida es muy probable que haya habido los contactos que Sata estaba tomando con la oposición. "El proceso por este hecho aún no ha finalizado, y Malawi ha tenido que recurrir a un párrafo de la ley bajo la cual se termina la carga cuando el acusado se convierte en el presidente de su país", concluye el misionero, según lo cual esta esta circunstancia es un paso más en el creciente aislamiento internacional de Malawi. (L.M.) (Agencia Fides 04/10/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network