ASIA/SRI LANKA - Las ONG a la ONU: el presidente Rajapaksa responde por las violaciones de los derechos humanos

martes, 20 septiembre 2011

Colombo (Agencia Fides) - Aceptar la responsabilidad sobre las violaciones de los derechos humanos y crímenes de guerra cometidos en la última fase del conflicto civil en Sri Lanka; y de esta forma, tomar las medidas necesarias para que el Presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, sea llamado a responder de sus acciones: es lo que quiere - en la víspera del Día Mundial de la Paz, celebrada por la ONU el 21 de septiembre - un gran grupo de asociaciones para la protección de los derechos humanos en una carta abierta dirigida al Consejo de la ONU para los Derechos Humanos de Ginebra.
Entre las más de 60 organizaciones no gubernamentales que han firmado la carta, enviada a la Agencia Fides, hay muchas activas en Asia, como el Foro Asiático para los Derechos Humanos y el Desarrollo (FORUM-ASIA), que reúne a 46 organizaciones en el continente; también están los las grandes organizaciones internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Federación Internacional para los Derechos Humanos (FIDH), así como de inspiración cristiana como "Pax Romana".
Las ONG recuerdan que, en los últimos dos años, el gobierno de Colombo y la ONU han coincidido en la necesidad de garantizar la responsabilidad por crímenes de guerra. En abril de 2011 un grupo de expertos, designados por la ONU, ha recomendado llevar a cabo una investigación exhaustiva e independiente. El gobierno de Sri Lanka ha establecido la "Lessons Learnt and Reconciliation Commission" (LLRC) que debería ser un organismo para ayudar a la justicia. Las ONG invitan al gobierno de Colombo a asistir a la sesión del Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que se celebrará en marzo de 2012, para ilustrar los resultados de este trabajo.
El padre Rohan Silva, de los Oblatos de María Inmaculada (OMI), Director del "Centro para la Sociedad y la Religión" en Colombo, dice a Fides: "El aceptar la responsabilidad, de los crímenes cometidos durante la guerra civil, es una cuestión abierta en Sri Lanka, y es un punto sensible para la sociedad y la política. Hay mucha presión internacional y por parte de los movimientos de derechos humanos. Urge, en primer lugar, la claridad: se necesita designar a un órgano imparcial para llevar a cabo una investigación independiente. El gobierno debe dar esta posibilidad: así se podrían aclarar las responsabilidades precisas". El misionero continua: "Sería un paso importante hacia la reconciliación del país. Todavía hay heridas abiertas: es hora de que la gente exprese sus sentimientos, abrir los corazones y encontrarse, para construir la reconciliación a largo plazo. Estamos trabajando en esta dirección". Los misioneros OMI participarán mañana, 21 de septiembre, en las manifestaciones pacíficas y reuniones en Jaffna y Vavuniya, que se celebrarán por el Día Mundial de la Paz, para expresar el deseo y el compromiso con la paz y la reconciliación en Sri Lanka. (PA) (Agencia Fides 20/09/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network