http://www.fides.org

Intención Misionera

2011-09-06

OCEANIA/NUEVA ZELANDA - Después de un año a partir del primer terremoto, la situación sigue siendo grave

Christchurch (Agencia Fides) - Tres terremotos devastadores y más de 7.000 réplicas continúan perturbando la vida de los residentes de lo que se conoce como la "Ciudad Jardín". El 4 de septiembre, se celebró el aniversario del primer gran terremoto con una magnitud de 7,1 conocido como "terremoto de Canterbury", "terremoto de Christchurch" o "terremoto Darfield", que devastó el sur de Nueva Zelanda. Después de un año la mayoría de las actividades financieras y comerciales todavía están cerradas y decenas de edificios han sido demolidos, muchos de los cuales se clasifican como "históricos". Es como "informó a la Agencia Fides el padre Paul Shannahan, SM, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en Nueva Zelanda. Con motivo del aniversario se ha llevado a cabo una celebración en la Sumner Parish.
El padre Paul Shannahan, dijo que "la situación no ha mejorado", y la famosa Catedral del Santísimo Sacramento, de 1905, ciertamente serán destruida ya que las subvenciones no se han renovado para su reconstrucción. Además, alrededor de 12.000 casas han quedado totalmente destruidas y los propietarios están buscando otros lugares donde se puedan reconstruir su casa. Algunos se vieron obligados a abandonar la ciudad debido al aumento del valor de la tierra, mientras que miles de residentes se han trasladado de forma permanente a las áreas circundantes y a otras ciudades. Muchos no han podido comprar tierras o casas nuevas, a la espera de los fondos de las compañías de seguros o el gobierno, que en todo caso no puede pagarles a todos.
Muchas áreas no pueden ser reedificadas debido a la inestabilidad de la tierra, continúa el padre Shannahan. Carreteras y implantes de aguas residuales están a la espera de ser reparadas. Gran parte de la zona oeste de la ciudad se ha mantenido intacta, pero todos los que se quedan a vivir en zonas sísmicas en el este, viven con ansiedad y preocupación. "Se va a necesitar mucho tiempo para que Christchurch vuelva a recuperar su encanto y el título de" Ciudad Jardín ", y aún más, según monseñor Barry Jones, obispo de Christchurch, para ver restauradas muchas iglesias, escuelas e instituciones católicas", concluye el Padre Shannahan. (AP) (Agencia Fides 6/09/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network