AFRICA/MALAWI - La Iglesia Católica defiende al Presidente de la Conferencia Episcopal, acusado de parcialidad: "los obispos no entran en el campo de las meras cuestiones políticas"

lunes, 5 septiembre 2011

Lilongwe (Agencia Fides) - "La Iglesia no se identifica con ningún partido político y por lo tanto, es absurdo pensar que la intervención del Presidente de la Conferencia Episcopal ha sido influenciada por la oposición". Este es el significado de la declaración firmada por tres asociaciones (de los sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas) para rechazar las acusaciones por el Presidente de Malawi, Bingu wa Mutharika, en contra de su excelencia monseñor Joseph Mukasa Zuza, obispo de Mzuzu y Presidente de la Conferencia Episcopal de Malawi. El 16 de agosto, durante una reunión de oración por la paz en Malawi, organizado por las principales confesiones religiosas del país, monseñor Zuza dijo que la presidencia "debe parar de reprimir a la sociedad civil, la prensa, el poder judicial y la democracia que tanto le costó al país "(ver Fides 18/8/2011).
La intervención de monseñor Zuza ha sido criticado por el presidente, quien afirmó que el obispo había sido influenciado por la oposición. "Algunas personas insinúan que monseñor Zuza ha sido influenciado por elementos de la oposición, mientras que otros dicen que él quería atacar al Presidente de la República", dice el comunicado, enviado a la Agencia Fides, firmado por la Association of Diocesan Catholic Clergy of Malawi, la Association of Religious (Women) Institutes of Malawi, y la Association of Men Religious Institutes of Malawi.
"Nos gustaría recordar a aquellos en posiciones de liderazgo político que los obispos, como líderes de la Iglesia, no entran en el campo de las meras cuestiones políticas. Como tal, la oficina del obispo y la Iglesia católica no pueden ser identificados con ningún partido político o tipo de gobierno. Por tanto, es razonable sugerir que el Presidente de la Conferencia Episcopal de Malawi no se ha inspirado en elementos de la oposición", dice el comunicado. El documento también denuncia las amenazas y la intimidación de los líderes religiosos que hacen su "papel profético": "Cualquier intento de atacar al clero, es un ataque a la Iglesia", advierte la declaración.
Malawi está sufriendo una grave crisis política y económica. El 20 de agosto el Presidente Bingu wa Mutharika despidió a todo el gobierno, asumiendo los 42 ministerios, mientras que varios movimientos de la oposición y de la sociedad civil han anunciado nuevas manifestaciones de protestas. (L.M.) (Agencia Fides 5/09/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network