AFRICA/MALAWI - "No se puede reprimir a la sociedad civil y la democracia", advierte el Presidente de la Conferencia Episcopal

jueves, 18 agosto 2011

Lilongwe (Agencia Fides) - La policía ha intensificado los controles en las principales ciudades de Malawi a pesar de la cancelación de la fecha prevista de la protesta de ayer, 17 de agosto (ver Fides 17/8/2011). Los partidos de oposición han dado al gobierno un mes para responder a sus peticiones. De lo contrario, ya han lanzado una manifestación nacional de protesta, para el 17 de septiembre.
La vigilia de oración organizada por las comunidades religiosas del país, que se celebrará en relación con el evento, ha sido cancelada.
El 16 de agosto, sin embargo, se celebró una reunión de oración en el Comesa Hall di Blantyre.
"En la gran sala se encontraban representantes de las iglesias cristianas y la comunidad islámica, que en el mes de Ramadán y del ayuno han querido estar presentes", dice a Fides el padre Piergiorgio Gamba, misionero Monfortiano que ha vivido y trabajado durante décadas en el país.
"En esta ocasión, las comunidades religiosas han demostrado una gran madurez en la fe. Las iglesias han hecho suyas las preocupaciones y los temores de la población, y han sido capaces de informar al Presidente en persona cuando la gente todavía no podía hablar libremente", dice el misionero.
El tema de la oración era "una nación que busca la intervención de Dios en el perdón, la reconciliación y la paz".
"Han hablado diferentes predicadores, alternándose con el coro que cantaba los salmos", continúa el padre Gamba. "Todos han hecho hincapié en que una tormenta se sobre Malawi y amenaza con destruir el futuro del país. Pero fueron las palabras de monseñor Joseph Mukasa Zuza, Obispo de Mzuzu y Presidente de la Conferencia Episcopal de Malawi, las que llegaron al corazón del conflicto entre la clase dirigente y el pueblo de Malawi. Monseñor Zuza dijo, entre otras cosas en su homilía, que la Presidencia debe dejar de asfixia a la sociedad civil, la prensa, el poder judicial y la democracia que tanto costó al país".
"La Iglesia Católica ha sido capaz de escribir una página digna de la carta pastoral de 1992 (que ha iniciado el proceso de retorno de la democracia después de una larga dictadura). Veinte años después, esta iglesia ha madurado y se merece todo el respeto de los fieles y del país ", dice el misionero. (L.M.) (Agencia Fides 18/08/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network