http://www.fides.org

Asia

2011-07-13

ASIA/AFGANISTÁN - Educación y formación profesional: el compromiso de los jesuitas para dar un futuro para el país

Herat (Agencia Fides) - En un país desgarrado por la guerra y el terrorismo, los jóvenes afganos, que son el 68% de la población "quieren paz y seguridad y sueñan de poder disfrutar de un camino de educación", como todos los otros jóvenes el mundo. "La Iglesia debe ayudar a los jóvenes a realizar este sueño, y esta es la misión de los jesuitas y los Voluntarios del Jesuit Refugees Service (JRS)": lo afirma en una nota enviada a la Agencia Fides un jesuita indio, el padre Stan Fernandes SJ, director del JRS Afganistán. El Director señala que "los niños y los jóvenes están cansados de la guerra y muy pocos de ellos tienen la oportunidad de ir a la escuela". De los 33 millones de afganos, "los rebeldes son casi 10 mil, pero centran la atención de la comunidad internacional. Nuestra misión es dar voz y esperanza a los 99,9% de la población afgana, que luchan cada día con todo el corazón, para seguir adelante y construir un mañana mejor".
"Junto con la población afgana - continúa - esperamos y oramos por la paz y continuamos nuestro viaje con la gente, sobre todo tratando de llegar a los marginados. Los jóvenes que han vivido la guerra y el exilio, mañana conducirán la nación. Esta generación debe ser ayudada a concentrar toda su energía, su entusiasmo y su potencial para promover la paz y el desarrollo de la nación".
El JRS trabaja en Afganistán desde 2005, cuando un grupo de jesuitas en la India ha puesto en marcha programas en la educación: hoy en la "Escuela Secundaria Técnica" en Herat, hay 600 estudiantes que siguen cursos en electricidad, electrónica, construcción y comercio. Desde 2006, los religiosos también enseñan Inglés, informática, biología y física a más de 3.000 estudiantes universitarios en Herat, Kabul y Bamiyán.
En otro programa, los jesuitas ayudan a los refugiados que han regresado a Afganistán en la ciudad de Sohadat, 35 km de Herat, proporcionándoles ayuda alimentaria y servicios de salud y educación en una escuela primaria a la que asisten más de 200 niños, y a través de la clínica que atiende a 250 pacientes a la semana. También están activos los programas de formación y desarrollo dedicados específicamente a las mujeres (PA) (Agencia Fides 13/07/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network