ASIA/LAOS - Disminuyen las víctimas de las municiones sin detonar, pero sigue habiendo gran peligro

miércoles, 6 julio 2011

Vientiane (Agencia Fides) - El número de personas involucradas en accidentes causados por municiones sin explotar (UXO) en Laos, el país con el mayor número de bombas de racimo en todo el mundo, ha disminuido de un promedio de 300al año a 117 en los dos últimos, de acuerdo con las estadísticas proporcionadas por el gobierno. Sin embargo, el ente Nacional Regulador de UXO / Acción contra las Minas (NRA) estima que hay más de 200 mil hectáreas de tierras agrícolas aún por limpiar. De 1964 a 1973, los aviones de EE.UU. han arrojado más de dos millones de toneladas de bombas sobre el país, incluyendo 277 millones de municiones de racimo, el 30% de los cuales permanecen sin explotar, según la NRA. En la actualidad, todas las 17 provincias del país y alrededor del 25% de los pueblos, todavía sufren diversos tipos de contaminación por municiones sin estallar. A pesar del descenso del número de víctimas, la gente sigue siendo sacudida.
Un nuevo programa de diez años del gobierno fue presentado el 27 de junio en el encuentro en Ginebra por la Convención sobre Municiones en Racimo (CCM), que prohibe el uso, el almacenamiento y la producción de municiones de racimo. El programa se enfoca en limpiar el territorio de los 42 distritos más afectados y pobres, principalmente a lo largo del antiguo camino de Ho Chi Minh que va desde el norte al sur a lo largo de la frontera con Vietnam. El gobierno ha dado prioridad a la limpieza de unas 22.000 hectáreas de tierra para ser limpiadas en los próximos 16 años. Desde el inicio de sus operaciones en 1996, el UXO Lao, operador nacional para la limpieza, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), ha limpiado alrededor de 24 mil hectáreas.
En provincia de Xieng Khouang en sólo dos semanas se encontraron alrededor de 108 armas sin detonar. El CCM 2008 entró en vigor en agosto de 2010. El gobierno de Laos ha sido anfitrión del Primer Encuentro de los Estados Miembros en noviembre de 2010, que concluyó con la adopción de la Vientiane Declaration and Action Plan. De acuerdo con el artículo 6 de la Convención, todos los estados en condición de hacerlo, están obligados a prestar asistencia a los afectados. Para Laos es esencial la cooperación de todos para hacer frente a esta emergencia. (AP) (Agencia Fides 6/7/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network