http://www.fides.org

Europa

2011-06-22

EUROPA - La Nueva Evangelización "no es una poción mágica... es un acto de fe en Cristo, que hace nuevas todas las cosas"

Vilnius (Agencia Fides) – En el centro de la misión de la Iglesia está la persona humana y su relación con Jesucristo, porque sólo esta relación puede transformar la vida y llenarla con una alegría que es capaz de dar testimonio de la presencia de Dios. Estas personas transformados por el encuentro con Dios, de hecho, son los protagonistas de la nueva evangelización; son la base de la renovación de las comunidades eclesiales y son los motores de una Iglesia que va al encuentro de aquellos que se han alejado, ofreciéndoles la posibilidad de volver a encontrarse con Jesús y de experimentar su misericordia. Estas son las conclusiones de dos reuniones sobre el tema de la nueva evangelización que han tenido lugar en Vilnius, Lituania, del 16 al 21 de junio de 2011, para los Secretarios generales y los Portavoces de las Conferencias Episcopales de Europa. Ambas reuniones han contado con la asistencia de un total de sesenta participantes, que representan a 30 Conferencias Episcopales del continente.
En el comunicado final de la CCEE (Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa), del que se ha recibido una copia en la Agencia Fides, se subraya que "la nueva evangelización no es una poción mágica ... es como primera cosa, una actitud. Es un acto de fe en Cristo que "hace nuevas todas las cosas". Es el trabajo de renovación inherente a la Buena Nueva de Jesucristo. Esta Buena Nueva ya está en marcha y necesita ser proclamada al mundo.
La nueva evangelización no exige a los cristianos el hacer algo más, sólo pide encarnar todos los días en la oración y en las obras de caridad, en la familia y en el trabajo, la fe, la esperanza y la caridad en un Dios que se ha hecho hombre". Los portavoces también han destacado cómo esta nueva evangelización ya está presente sobre todo en el mundo de la economía, de los nuevos medios de comunicación, del voluntariado...
Los Secretarios también han discutido sobre la cuestión de la libertad religiosa, que es un derecho humano fundamental, fundado en la dignidad de la persona humana. La Iglesia y Europa deben hacer todo lo posible para garantizar que este derecho sea respetado en todo el mundo así como lo debe ser también en Europa. Otro tema central para Europa ha sido el de la crisis demográfica y en particular el problema del envejecimiento de la población europea, con las graves consecuencias que esto comporta para los sistemas de la seguridad social y de bienestar social.
Los Secretarios generales y portavoces se reunieron para hablar sobre la comunicación de la Iglesia en tiempos de crisis y sobre el uso de nuevos medios tecnológicos para anunciar el Evangelio. La comunicación de la Iglesia es parte de su misión. Ser fiel al Evangelio y a la verdad es la forma de comunicarse, tanto en tiempos de crisis, como en los momentos ordinarios. Todos los medios se pueden utilizar, pero nadie puede sustituir el encuentro personal con los demás y con Dios. (SL) (Agencia Fides 22/06/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network