http://www.fides.org

Asia

2011-06-22

ASIA/VIETNAM - “Imitar a los mártires y evangelizar": el camino de los católicos vietnamitas

Hanoi (Agencia Fides) – “Imitar a los mártires y evangelizar”: estas son las direcciones principales sugeridas por el Nuncio Apostólico Su Exc. Mons. Leopoldo Girelli a los vietnamitas católicos, durante su reciente visita a Vietnam del Norte (5-18 de junio). En su segundo viaje al país, el Nincio, nombrado por el Papa Benedicto XVI como "representante papal no residente en Vietnam", ha visitado cinco diócesis en el norte: Bac Ninh, Lang Son, Hai Phong, Bui Chu y Thai Binh, deteniéndose dos días en cada una de ellas.
El Arzobispo ha comunicado el afecto del Santo Padre a los fieles de 20 parroquias, algunas muy pequeñas, como la de Dong Dang, en la frontera con China (200 fieles), otras más amplias, como la de Ke Sat, con una antigua tradición de la fe (ambas en la diócesis de Hai Phong). A lo largo de su viaje, el Nuncio ha encontrado una comunidad vivaz y activa en el ámbito pastoral, un hecho que ha apreciado enormemente, y ha querido reiterar en repetidas ocasiones dos temas principales: la imitación de los mártires y la evangelización. Ha celebrado la Santa Misa en varios Santuarios dedicados a los mártires de Vietnam, para “subrayar la necesidad de reconciliación, el mensaje que viene del martirio", subraya a Fides un sacerdote vietnamita.
De hecho, en la misa celebrada en la diócesis de Bac Ninh, el Nuncio ha dicho: "Muchos se han convertido en cristianos debido al martirio, porque la sangre de los mártires no clama venganza, sino que trae reconciliación. El martirio no ha sido una condena, sino que remarca como el amor es más fuerte que la violencia y la división, creando una nueva comunidad. Gracias a la sangre de los mártires, ha nacido la Iglesia en Bac Ninh"
Otro tema recurrente ha sido el anuncio del Evangelio: Mons. Girelli ha invitado a todos los fieles vietnamitas a comprometerse a anunciar la Buena Nueva en sus vidas, pidiendo a los Obispos y sacerdotes que sean "los primeros, siempre pacientes, evangelizadores". Después ha definido a los religiosos como "misioneros especiales", invitándoles a vivir con fidelidad los votos que han profesado, demostrando su amor por Cristo a través del don especial de sus vidas. A los laicos les ha recordado la "misión en el mundo y en la sociedad", donde su tarea es la de mantener viva la fe y proclamarla con el testimonio de sus vidas.
Ha prestado además una atención muy especial a los jóvenes. El Nuncio ha pedido a cada uno de ellos que se planteen una pregunta, decisiva para la construcción del futuro: "¿Qué puedo hacer yo por Cristo, por la Iglesia, por mi país, para testimoniar la paz, la justicia y el amor?". Luego les ha invitado a llevar el Evangelio a sus coetáneos y "a todos los rincones del mundo".
La visita del Nuncio, señalan fuentes locales de Fides, ha dejado una buena impresión entre los fieles, alimentando su certeza de estar en comunión con la Iglesia universal, y dejando un rastro de alegría y esperanza para el futuro. (PA) (Agencia Fides 22/6/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network