OCEANIA/AUSTRALIA - “Reconocer al otro": Semana de la reconciliación Nacional con los aborígenes

martes, 31 mayo 2011

Sydney (Agencia Fides) – Reconocer al otro en su identidad, apreciarlo como persona, estimar la contribución que puede aportar a la sociedad australiana: estos son los temas centrales de la "Semana de la Reconciliación Nacional", que se está llevando a cabo del 27 de mayo al 3 de junio en Australia. En este evento, patrocinado por las instituciones públicas a nivel nacional, están ofreciendo su contribución las organizaciones no gubernamentales y las comunidades cristianas, que han difundido programas de sensibilización.
Como explica a Fides la "Comisión Justicia y Paz" de la Iglesia australiana (Australian Catholic Social Justice Council), el evento, que se celebra cada año, tiene como objetivo hacer reflexionar a la población del continente sobre su propia historia y la necesidad de continuar a promover la reconciliación con la comunidad aborigen, considerada como una "presencia significativa en la cultura y la historia australiana”.
El tema elegido este año es "reconocer al otro" en el conocimiento - explica la Comisión - que "todo hombre es una criatura de Dios y es preciosa a los ojos de Dios. Cuando un hombre se siente reconocido por lo que es, puede dar una contribución a la sociedad. Este es un estímulo para donar la propia energía a los demás". Esta dinámica es fundamental para la integración de la comunidad aborigen de Australia, y crea un flujo virtuoso de intercambio en el que los aborígenes se sienten reconocidos y dispuestos a contribuir en la construcción de la nación.
La Semana "nos recuerda que aún queda mucho trabajo por hacer para llevar la justicia a las personas que sufren por causa de las políticas de exclusión", señala en un mensaje enviado a la Agencia Fides John Ferguson, Secretario Ejecutivo de la Comisión 'Justicia y Paz' de los Obispos australianos. Todavía hay que hacer frente a tres retos principales en las relaciones con las comunidades aborígenes, señala Ferguson: "Un gap en la esperanza de vida; el progreso en la educación; el tema de las oportunidades para el desarrollo social y económico." "Como católicos, Cristo nos da el coraje para trabajar por la causa del amor", concluye el Secretario, reiterando que la Iglesia católica seguirá trabajando en programas de reconciliación nacional y de desarrollo humano de las comunidades indígenas. (PA) (Agencia Fides 31/5/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network