AFRICA/SIERRA LEONA - La contribución del misterioso pueblo de los Mani en la construcción de la Sierra Leona moderna

sábado, 21 mayo 2011

Roma (Agencia Fides) - El misterioso pueblo de los Maní recorrió los caminos del África Occidental desde principios del siglo XVI hasta casi principios del siglo XVII. Prácticamente desconocido e incluso ignorado por los libros de historia, este pueblo, derrotado por una grupo valientes de habitantes confederados unidos - los Limba con los Ylunka y los Susu con los Fula – ha marcado de forma indeleble la historia de Sierra Leona y de los pueblos vecinos, porque impuso un nuevo estilo de vida, renovó completamente su clase dirigente y reunificó políticamente las pequeñas comunidades que no estaban organizadas y que se encontraban dispersas por el territorio de la actual República de Sierra Leona.
El pueblo de los Maní - un pequeño brote del gran imperio de los Malí, que acababa de desintegrarse - emigró de sus tierras para buscar nuevos horizontes donde vivir mejor. En el camino, guiados por una mujer guerrillera, la terrible Macarico (o el Mansa-Rico), reclutaron a nuevos combatientes (los Sumba) que se alimentaban de carne humana y no dejaban espacio a aquellos que no aceptaban su dominio. Después de perder a su carismática líder, el destino conduce a los Mani hacia Sierra Leona y en aquellas tierras, la caravana terrible, después de ser derrota en varias batallas decisivas, finalmente se detiene.
Allí establecieron cuatro reinos vasallos de un emperador que se encontraba en Capo del Monte, en Liberia, al que enviaban sus tributos anualmente. Poco a poco se conformaron a la vida, costumbres y tradiciones de los pueblos que habían conquistado y, por último terminaron por desaparecer genéticamente de la lista de los pueblos. Al mismo tiempo, influyeron y cambiaron la vida de los habitantes de esas tierras, dándoles un ritmo de vida, instituciones y formas de organización política completamente nuevas.
Quién nos ha revelado la historia en gran parte desconocida de los Mani, es un misionero que ha pasado muchos años en Sierra Leona, el p. Gerardo Caglioni, sx, que en un estudio reciente ("La historia legendaria de los Maní, Ediciones Infinito) también describe sus formas de vida, las instituciones, la religión y ciertas tradiciones ultra seculares que esa tierra ha guardado celosamente durante siglos y que de alguna manera la presencia de los Mani en Sierra Leona también condicionó.
Además de contribuir al conocimiento de la historia antigua de Sierra Leona, llenando un vacío que estaba presente desde hace mucho tiempo, el documento ayuda a comprender otra época, menos conocida, pero ciertamente no muy estudiada, que narra la historia de la conversión de estos reyes Mani, que junto con sus familias y algunos ancianos prominentes, entraron en la Iglesia Católica y dieron vida a una feliz experiencia cristiana en Sierra Leona. Fueron precisamente estos reyes - que surgieron después de la conquista Mani - quienes favorecieron la recepción de la religión católica en sus reinos y facilitaron el cambio de algunos malos hábitos de aquellas tierras. (GC/SL) (Agencia Fides 21/05/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network