http://www.fides.org

Asia

2011-02-26

ASIA/AFGHANISTAN - Abogado afgano: “Es urgente realizar leyes que respeten los derechos humanos”

Kabul (Agencia Fides) – Un cristiano ha sido salvado, pero otros siguen corriendo peligro de muerte: Afganistán necesita urgentemente nuevas leyes que "respeten plenamente los derechos humanos, la libertad de conciencia, de expresión y de religión". Es cuanto declara a Fides Afzal Nooristani, abogado y Director Ejecutivo de la “Legal Aid Organization of afganistán” (LAOA), expresando su satisfacción por la salvación de Sayed Musa, el afgano convertido del Islam al cristianismo, que podía ser sentenciado a muerte por apostasía. La organización, que prestaba asistencia jurídica al hombre, confirma a la Agencia Fides que este ha sido puesto en libertad ayer por la noche y ahora está a salvo.
Según fuentes de Fides en Afganistán, en las últimas semanas las presiones del gobierno de los EE.UU. y de la comunidad internacional ya había hecho que el caso de Sayed Musa fuese bloqueado en la Oficina del Fiscal, sin continuar el curso hacia el proceso. Según las mismas fuentes, Musa podría encontrar asilo político en el extranjero, probablemente en Pakistán, donde vive parte de su familia.
Afzal Nooristani explica que "si el proceso hubiese iniciado ante un tribunal, el hombre habría sido condenado sin ninguna duda. En la actualidad, el caso se encuentra en el departamento del Fiscal del Ministerio Público, quien está a cargo de las investigaciones, y el proceso no ha sido fijado todavía". "Creo que Afganistán necesita nuevas leyes que respeten plenamente los derechos humanos, la libertad de conciencia, de expresión y de religión", señala el abogado.
“Creo que necesitamos una reforma integral del sistema jurídico - continúa -.pero el país actualmente está pasando por diversos problemas y desafíos como el terrorismo, la presencia de fuerzas ultra-conservadoras, la vaguedad de la clase política, que hacen este proceso más difícil”.
“La esperanza - concluye – está en la toma de conciencia progresiva, en el crecimiento y el desarrollo de la sociedad civil afgana. Esperamos que la comunidad internacional puede alentar este proceso". Sectores de la sociedad civil afgana son sensibles a la cuestión del respeto de los derechos humanos y la protección de las libertades fundamentales de la persona, y muchos abogados comparten el enfoque de la LAOA.
Musa Sabed, de 45 años, padre de seis hijos, y trabajador de la Cruz Roja, fue detenido el 31 de mayo 2010 después de que la televisión nacional difundiese un servicio en el que narraba su conversión del Islam al cristianismo. En las últimas semanas, activistas cristianos y defensores de los derechos humanos han puesto en marcha una campaña internacional, incluso en la red social Twitter, pidiendo al presidente de EE.UU., Barack Obama su intervención para salvar a Musa Sabed.
La Constitución afgana declara el Islam como la "religión de Estado" y permite a los seguidores de otras religiones ejercitar el derecho de culto “en la forma prevista por la ley”. La sharia (ley islámica) en Afganistán es la fuente del derecho, y existen leyes que prevén la pena de muerte por apostasía y blasfemia. Otro afgano, Ahmad Shah, se encuentra en la misma situación de Musa Sayed. (PA) (Agencia Fides 26/2/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network