OCEANIA/NUEVA ZELANDA - Los equipos de rescate están trabajando en Christchurch: 300 desaparecidos bajo los escombros, la mayor parte turistas

miércoles, 23 febrero 2011

Wellington (Agencia Fides) – "Los equipos de rescate provenientes de seis naciones han llegado a Christchurch para colaborar en la búsqueda de los supervivientes que han quedado atrapados entre los escombros del terremoto que azotó la ciudad el lunes, 21 de febrero" refiere a la Agencia Fides el p. Paul Shannahan, SM, Director Nacional de Obras Misionales Pontificias en el Nueva Zelanda. "Siete equipos están trabajando en la recuperación de unas 300 personas, la mayoría turistas, en la zona comercial de Auckland. Existe mucho miedo por una clase de estudiantes japoneses que se encontraban en una escuela de Inglés. Hasta el momento han sido recuperados 75 cuerpos, incluidos los de las personas que se encontraban en la Catedral Anglicana que se derrumbó. Otros 23 movimientos de asentamiento, de más de 4.0 en la escala de Richter, se están produciendo en las últimas horas, por lo que las labores de rescate se hacen aún más peligrosas. Más de mil turistas han decidido interrumpir sus vacaciones en el país, a pesar de que los movimientos se limitan a la parte sur de la isla". El padre Shannahan invita a la comunidad mundial que está siguiendo esta tragedia a través de los medios de comunicación a unirse en la oración por las personas que han perdido la vida y por los miles de residentes heridos y traumatizados.
Su Exc. Mons. Philip Wilson, Arzobispo de Adelaide, Presidente de la Conferencia Episcopal Australiana, en un comunicado del que ha llegado copia a la Agencia Fides, ha enviado a Mons. Barry Jones, Obispo de Christchurch, un mensaje de condolencia para todos habitantes de la zona afectada por el terremoto y para las familias de las víctimas. "Con profundo pesar los Obispos australianos y todos los católicos de esta nación asistimos a los trágicos eventos que han golpeado a la población de Christchurh", dice el texto. “La proximidad geográfica de nuestros países y la solidaridad que compartimos en momentos como estos, nos llevan a sentir un gran dolor por el sufrimiento de estas personas. Dirigimos nuestros pensamientos y corazones hacia vosotros, con la esperanza de que esto os pueda dar un poco de paz y consuelo. Toda la población de Christchurch está presente en nuestras oraciones y pedimos al Señor que continúe a acompañaros". Las adhesiones a la oración por las víctimas del terremoto y por los supervivientes pueden ser enviadas a la dirección de correo electrónico: pmsnz@xtra.co.nz. (AP) (23/2/2011 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network