OCEANIA/NUEVA ZELANDA - Llamada a la oración y la solidaridad por el terremoto: más de 200 personas podrían estar bajo los escombros, hay cientos de heridos

martes, 22 febrero 2011

Christchurch City (Agencia Fides) – “Edificios destruidos, autobuses golpeados por los desechos, gente bajo los escombros, tiendas derrumbadas, carreteras y líneas telefónicas cortadas. Los habitantes del centro, se han dirigido al abierto, hacia Hagley Park. Las dos catedrales famosas, Anglicana y Católica, están parcialmente destruidas, pero el daño principal es el que han sufrido las personas": es lo que explica a la Agencia Fides, en un comunicado, el padre Paul Shannahan, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en Nueva Zelanda, que ha lanzado un llamamiento a la oración y al apoyo por la ciudad de Christchurch. Un violento terremoto ha devastado la ciudad, en la Isla meridional de Nueva Zelanda, causando la muerte de al menos 65 personas y destruyendo la mayoría de los edificios. El terremoto, el peor que haya afectado al país en los últimos ochenta años, ha sido de 6,3 grados en la escala de Richter. Hasta el momento, se estima que unas doscientas personas pueden estar atrapadas bajo los escombros.
En el comunicado emitido por el Catholic Mission Media Release, el P. Paul Shannahan recuerda que "muchos ya estaban traumatizados por el terremoto registrado el pasado septiembre, pero este ah sido peor y se ha producido a la mitad de la jornada de trabajo y de escuela. Ha sido realmente devastador, los edificios han sido severamente sacudidos. Cientos de personas han resultado heridas y en estado de shock. Miles de personas están tratando de regresar a sus hogares y muchos otros están abandonando la ciudad. “Se ha declarado el estrado de emergencia, el ejército y los civiles han sido reclutados para ayudar a la policía y a los bomberos. Estos últimos están trabajando sobre todo en los rescates, hay muchos fuegos y poca agua para apagarlos".
El Director Nacional de las OMP Australianas, el Sr. Martin Teulan, ha publicado una dirección de correo electrónico (prayers@catholicmission.org.au) a la que se pueden enviar las oraciones de apoyo que serán reenviadas a los residentes de Christchurch a través del padre Paul Shanahan. (AP) (22/2/2011 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network