http://www.fides.org

Asia

2010-11-09

ASIA/YEMEN - Son muchos los niños que abandonan la escuela por temor a los homicidios por venganza.

Al-Jawf (Agencia Fides) - Miles de niños de tres de los 21 gobernatoratos de Yemen han dejado de asistir a la escuela por temor a ser víctimas de asesinatos por venganza. Es lo que se desprende de una declaración de la Ong Internacional Partners-Yemen (PY), que está liderando una campaña en los gobernatorados de Al-Jawf, Marib y Shabwa, entre el norte y el sur del país hasta el centro de Yemen, donde el sistema tribal es de primordial importancia en la vida social y política. La presencia y la influencia de la autoridad pública es aún muy limitada. El objetivo de la campaña de la PY, que tiene por lema "Me has privado de mis padres; no me prives de la educación", es mantener a los niños en la escuela a pesar de que centenares de ellos la están abandonando. Hasta el momento las víctimas causadas por estos conflictos en los tres gobernatorados han sido 4.698 entre los años 1998 y 2008. La tasa de analfabetismo es muy alta, el 56% de la población masculina y el 70% de la femenina es analfabeta.
Según las estadísticas oficiales del 2009, en estos tres gobernatorados viven 1,3 millones de personas con una tasa de analfabetismo del 63% en comparación con el promedio nacional del 41%. Durante los últimos 20 años, a causa de los enfrentamientos por venganza han muerto decenas de personas de las dos tribus Hamdan y Al-Shulan, cuyo conflicto estalló a principios de los años 70 por algunos territorios en disputa de los que ambas tribus reclamaban la propiedad. Los asesinatos por venganza han provocado el cierre de muchas escuelas, especialmente en los gobernatorados de Al-Jawf y Shabwa. En Marib han cerrado unas 20 escuelas, además de otras 8 que están cerradas desde hace 5 años, en las zonas de Maraziq y Al Sayda, así como la escuela Al-Nabub en el Distrito de Nisab, que contaba con unos 500 alumnos matriculados. Muy pocos estudiantes se han trasladado a zonas más seguras para completar sus estudios; la mayoría han dejado de ir a la escuela. Además, en los gobernatoratos se ha generalizado la costumbre de llevar armas de fuego. Los padres enseñan a sus hijos cómo usarlas y cómo matar. La campaña de la PY quiere garantizar un ambiente seguro para los niños en las escuelas y hasta ahora ha conseguido llegar a 50 mil mujeres locales para promover la educación de las niñas y los niños y proteger a los estudiantes. El papel de las instituciones en estas áreas remotas, la pobreza extrema, y las escasas infraestructuras son fundamentales para afrontar este reto. (AP) (9/11/2010 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network