http://www.fides.org

Vaticano

2003-06-16

VATICANO - EL PAPA RECIBE A LOS NIÑOS DE LA OBRA PONTIFICIA DE LA SANTA INFANCIA MISIONERA: “¡UN INMENSO CORO FORMADO POR NIÑOS DE TODO EL MUNDO QUE CANTAN JUNTOS SU “HEME AQUI” A DIOS CON LA ORACIÓN, CON SU ENTUSIASMO Y CON SU COMPROMISO CONCRETO!”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “¡Es bello considerar la Obra Pontifica de la Infancia Misionera como un inmenso coro, formado por niños de todo el mundo que cantan juntos su “heme aquí” a Dios con la oración, con su entusiasmo y con su compromiso concreto!” Afirmó el Santo Padre Juan Pablo II en la audiencia concedida el sábado 14 de junio a los 7000 niños de la Obra Pontifica de la Infancia Misionera provenientes de todas las diócesis italianas junto con sus asistentes y catequistas para celebrar junto al Sucesor de Pedro los 160 años de la fundación de la Obra y renovar su compromiso misionero. Los chicos estaban acompañados del Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos , el Card. Crescencio Sepe, que antes del encuentro con el Papa presidió la Concelebración Eucarística, por el Secretario general de la Obra Pontifica de la Infancia Misionera, el P. Patrick Byrne SDV y por el Director Nacional de las Obras Misioneras Pontificias en Italia, Mons. Giuseppe Andreozzi.
“En vuestros corazones y en vuestros labios Dios pone una pequeña palabra que en la Biblia es muy importante: “heme aquí” – dijo el Papa en su discurso. La pronunció el Hijo de Dios cuando vino al mundo y su vida fue una continua respuesta “heme aquí” al Padre celeste. “Heme aquí” fue la respuesta de la Virgen Maria al Ángel que le llevaba el anuncio de Dios. Con estas palabras la Virgen aceptó dócilmente la misión de convertirse en Madre de Jesús y por tanto, en Madre de la Iglesia. “Heme aquí” es lo que debéis aprender a responder también vosotros, queridos pequeños misioneros, invocando la ayuda de Jesús y de María”.
Desde hace 160 años el lema de la Infancia Misionera es: “Los niños ayudan a los niños”, una ayuda que se realiza sobre todo con la oración y después con los propios ahorros. “Ciertamente se han producido grandes y profundos cambios en la humanidad desde la mitad del siglo XIX hasta hoy- subrayó el Santo Padre - En el así llamado ‘norte’ del mundo las condiciones de vida de la infancia han mejorado, pero el desarrollo económico y social no ha sido acompañado siempre por el humano en sentido pleno. Se ha registrado una pérdida de valores y el precio más elevado lo han pagado precisamente los más pequeños, sin olvidar que también en las naciones desarrolladas permanecen áreas de gran pobreza. En el ‘sur’ del planeta, el grito de millones de niños condenados a morir de hambre y por enfermedades vinculadas a la pobreza, se ha hecho más alarmante e interpela a todos”. El Papa recordó que los niños dela Infancia Misionera son los primeros en responder al llamamiento de sus coetáneos, formando así “una cadena de solidaridad a través de los cinco Continentes” y les exhortó a ser “testimonios y profetas de Cristo” pidiendo la ayuda de la Virgen sobre todo por medio de la oración del Rosario. (S.L.) (Agencia Fides 16/6/2003 Líneas: 39 palabras: 550)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network