ASIA/TURQUÍA - Ramadán de “paz y fraternidad entre las comunidades religiosas”

jueves, 19 agosto 2010

Estambul (Agencia Fides) – Líderes religiosos musulmanes y cristiano en Turquía han deseado un “Ramadán de amor, paz y fraternidad entre las comunidades religiosas”, lanzando a todos los creyentes una llamada a la tolerancia y al pluralismo. El mensaje, como ha referido por fuente locales a la Agencia Fides, ha estado difundido durante un evento organizado en los días pasados, por el inicio del Ramadán 2010, por la “Fundación Marmara”, organización no gubernativa que trabaja en Turquía desde hace 25 años, activa en campos culturales, sociales y religiosos.
La Fundación ha reunido a los líderes de las diversas comunidades religiosas presente en Turquía, que han compartido una cena para romper el Iftar, el ayuno cotidiano que los musulmanes guardan durante el Ramadám. Al encuentro y a la tarde de convivencia ha participado, junto a Ali Bardakolu, Presidente del Ministerio de Asuntos Religiosos, S.Ecc. Mons. Antonio Lucibello, Nuncio Apostólico en Turquía, el Corepíscopo Mons. Yusuf Sag, Vicario patriarcal de la comunidad siro-católica, Mons. Yusuf Cetin, Metropolita de la Iglesia siria, Mons. Aram Atesyan, Vicario Patriarcal armenio, Izak Haleva, Rabino jefe de la comunidad hebrea.
Ali Bardakolu, saludando a los presentes y a las comunidades que representan, ha subrayado la importancia del ayuno que, ha dicho “no es sólo abstenerse de la comida y la bebida” sino “centrar el corazón en las cosas espirituales, entre los tantos interrogantes de la vida moderna”. El Presidente ha deseado que la reunión de los líderes de las tres religiones monoteístas en Turquía, que la enseñanza del diálogo, de la amistad y del compartir, pueda ser un signo para el país y para todo el mundo.
Los presentes han recordado y apreciado las recientes señales de apertura y diálogo del Gobierno turco hacia las comunidades religiosas minoritarias, como la Santa Misa celebrada el pasado 15 de agosto en el antiguo monasterio de Sumela (en la región de Trebisonda) y la posibilidad de celebrar el culto en la iglesia de San Pablo de Tarso (que había sido transformada en museo), deseando un clima constructivo de diálogo y cada vez mayor colaboración entre las comunidades religiosas y las instituciones en Tuquía. (PA) (Agencia Fides 19/8/2010)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network