http://www.fides.org

Asia

2010-06-14

ASIA/TURQUÍA - La sangre de Mons. Padovese “no será estéril”: la Iglesia turca “renueva la esperanza”

Estambul (Agencia Fides) – “La esperanza cristiana que nos anima nos dice que la sangre de Mons. Padovese no será estéril, sino que dará fruto para un nuevo florecimiento de la Iglesia en Turquía”: es lo que dice a la Agencia Fides el P. Lorenzo Piretto OP, Vicario delegado del Vicariato Apostólico de Estambil, mientras en Milán se celebran los funerales de Mons. Luigi Padovese, el Vicario Apostólico de Anatolia asesinado el 3 de junio en Iskenderun. “Hemos estado presentes con el corazón, en comunión con todos los Obispos, los sacerdotes y los fieles que hoy han celebrado en Milán las exequias de Mons. Padovese. En Estambul recordaremos al Obispo asesinado con una solemne celebración que se realizará en la Catedral del Espíritu Santo el 16 de junio próximo, en presencia de las autoridades religiosas y civiles”, informe el P. Piretto.
El Vicario dice a Fides: “Nos encontramos en un momento de gran tristeza y de prueba por este acto terrible. La comunidad cristiana está desorientada y se pregunta: ¿por qué este homicidio? ¿Qué significa? ¿Cómo pudo ocurrir? ¿Quién es responsable? En este momento esperamos el compromiso de las autoridades de la comunidad civil turca. Nosotros no podemos hacer otra cosa sino permanecer en silencio y rezar”.
“Pero la Iglesia en Turquía – sigue el P. Piretto – sabrá reaccionar ante esta pérdida. Estamos seguros de que la muerte de Mons. Padovese dará frutos para un nuevo florecimiento del Evangelio y de la comunidad cristiana. Con este espíritu celebraremos el 16 de junio en Estambul una solemne Eucaristía en memoria d Mons. Padovese: unidos para renovar la esperanza”.
Mientras tanto en la Catedral de Milán, repleto para los funerales, estaban presentes unos 40 obispos provenientes de todo Europa y 200 sacerdotes, además de cientos de fieles. El rito fue presidido por el Arzobispo de Milán, el Cardenal Dionigi Tettamanzi, mientras la Santa Sede estuvo representada por Mons. Edmond Farhat, ex Nuncio Apostólico en Turquía, quien leyó un mensaje del Santo Padre. Benedicto XVI confió “el alma noble de este amado pastor a la infinito misericordia de Dios”, dando gracias por el “generoso testimonio del Evangelio y el firme compromiso por el diálogo y la reconciliación que caracterizó su vida sacerdotal y su ministerio episcopal”.
En un comentario, Mons. Ruggero Franceschini OFM Cap, Arzobispo de Esmirna – recientemente nombrado por el Santo Padre Administrador Apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis del Vicariato Apostólico de Anatolia – dijo a la Agencia Fides que ha vivido la celebración de las exequias “con mucha fe, en oración intensa y con la esperanza de que las cosas cambien para los cristianos en Turquía”. Llamado por el Santo Padre “a la responsabilidad de realizar un doble servicio”, Mons. Franceschini dijo: “Está la buena voluntad, pero son necesarios los medios adecuados, a nivel personal y de estructuras”, renovando el llamamiento por una nueva presencia misionera en Turquía. (PA) (Agencia Fides 14/6/2010; líneas 34 palabras 478)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network