http://www.fides.org

Vaticano

2003-06-13

VATICANO - AUDIENCIA DEL PAPA A LOS PARTICIPANTES EN LOS VIAJES APOSTOLICOS: “DESDE EL DIA DE MI ELECCIÓN COMO OBISPO DE ROMA RESUENA EN MI EL MANDAMIENTO DE JESUS: “ID POR TODO EL MUNDO Y PREDICAD EL EVANGELIO A TODA CRIATURA” (MC 16,15)”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “Mi viaje número cien, apenas realizado, me ofrece la ocasión de renovar mi agradecimiento emocionado a la Divina Providencia que me ha concedido realizar este proyecto pastoral tan importante. Desde el día de la elección como Obispo de Roma, el 16 de octubre de 1978, resonó dentro de mí con una intensidad y una urgencia especial el mandato de Jesús: ‘Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación’”.el jueves 12 de junio, el Santo Padre Juan Pablo II recibió en audiencia especial a los participantes en los Viajes apostólicos , con motivo del viaje numero 100, y puso de manifiesto este “específico ejercicio del ministerio que es propio del Sucesor de Pedro”. “He sentido el deber de imitar al apóstol Pedro, que ‘andaba recorriendo todos los lugares’, para confirmar y consolidar la vitalidad de la Iglesia en la fidelidad a la Palabra y en el servicio de la verdad; para decir a todos que Dios los ama, que la Iglesia los ama, que el Papa los ama; y para recibir, además, de ellos el aliento y el ejemplo de su bondad, de su fe”.
Juan Pablo II subrayó después que en todos estos viajes ha podido compartir directamente con los Obispos hermanos sus problemas y ansias pastorales”, y ha sido posible “conocer más de cerca la vida de las comunidades cristianas en los diversos continentes, sus esperanzas, dificultades, sufrimientos y alegrías”. En los encuentros con los jóvenes he visto “una generación dispuesta a seguir a Cristo con generosidad y a construir la civilización del amor” ... “Movido por la convicción de que “el hombre es la primera y fundamental vía de la Iglesia” he querido también reunirme con los hermanos de otras religiones, para reafirmar con convicción el compromiso concreto de la Iglesia Católica en la reconstrucción de la unidad plena entre los cristianos así como su apertura al dialogo y a la colaboración con todos en la edificación de un mundo mejor”. Por último, el Santo Padre confió a Dios Omnipotente todo lo que se ha sembrado a lo largo de estos 100 viajes apostólicos: “rezo para que , con su gracia, pueda surgir fruto abundante para el bien de la Iglesia y del mundo”. . (S.L.) (Agencia Fides 13/6/2003 Líneas: 32 Palabras: 435)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network