ÁFRICA/NÍGER - “La situación está tranquila, la población no parece alarmada”, dijo a la Agencia Fides un misionero de Niamey

viernes, 19 febrero 2010

Niamey (Agencia Fides)- “La situación está tranquila, las escuelas están abiertas y no se perciben particulares medidas de seguridad” refirió a la Agencia Fides un misionero de la Sociedad de las Misiones Africanas de Niamey, capital de Níger, donde ayer, 18 de febrero, un golpe militar depuso al Presidente Mamadou Tandja.
“Nuestra misión no está ubicada muy distante del Palacio Presidencial. Ayer, alrededor de la 1 p.m, sentimos unos disparos provenientes del área del Palacio del Presidente, quien estaba reunido con los Ministros en un Consejo extraordinario. La balacera duró hasta la 1:30 p.m. Los militares golpistas, apoyados por vehículos blindados, se enfrentaron con la guardia presidencial y luego de una violenta batalla lograron penetrar en el Palacio donde arrestaron al Presidente Tandja y a sus Ministros” explicó a Fides el misionero. “El combate se realizó sólo en el Palacio presidencial, el resto de la ciudad ha permanecido en calma. Yo mismo fui a una parroquia a celebrar una Misa, sin encontrar ningún problema. Me llamó la atención la ausencia de una patrulla que generalmente se estaciona en un mismo lugar dentro del recorrido que hago y que en esta ocasión no estaba. Durante varias horas la radio y la televisión nacional continuó con su programación normal, sin dar ninguna noticia del golpe. Gracias a los medios extranjeros tomamos conciencia de lo que estaba sucediendo. Sólo a medianoche la radio anunció la imposición del toque de queda a partir de las 18 horas de hoy”.
El coronel Goukoye Abdoulkarim en nombre del Consejo Supremo para la Restauración de la Democracia (CSDR) anunció la suspensión de la Constitución de la “sexta República” y la disolución de las instituciones correspondientes. Las fronteras permanecerán cerradas hasta nuevo aviso. El coronel Abdoulkarim además anunció que el Presidente del CSDR es Salou Djibo, comandante de la Compañía de apoyo de Niamey, quien dispone de vehículos blindados.
A fines del año pasado, el Presidente Tandja, desde el poder hace 10 años, había disuelto el Parlamento y la Corte Constitucional luego de haber obtenido el prolongamiento de su mandato por otros tres años, gracias al referéndum de agosto de 2009 por el cual había aprobado una nueva Constitución (dando vida a la así llamada “sexta República”). La oposición, que había boicoteado el referéndum y las elecciones legislativas de octubre, anunció un golpe de estado de parte del presidente. También la comunidad internacional había condenado la prolongación del mandato presidencial, que según la antigua Constitución, había terminado el pasado 22 de diciembre. “Para resolver la controversia fue creada una comisión de mediación de la cual hacía parte S.E.R Mons. Michael Christian Cartatéguy, Arzobispo de Niamey” recordó a Fides el misionero. “El golpe había quedado finalmente en el aire: la población no estaba de parte del Presidente, y es significativo que el golpe de estado haya sido hecho por coroneles, ya que los generales han sido nombrados por Tandja. Esperamos sólo que los golpistas mantengan la promesa de restaurar la democracia sin derramamiento de sangre” concluyó el misionero. (L.M.) (Agencia Fides 19/2/2010 líneas 35, palabras 499)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network