http://www.fides.org

Asia

2004-05-28

ASIA/QATAR - "La libertad religiosa, antídoto contra el fundamentalismo": comienza en Doha la segunda Conferencia internacional sobre el diálogo interreligioso con representantes cristianos y musulmanes

Doha (Agencia Fides) - Comenzó ayer en Doha, ante 300 participantes de todo el mundo, la segunda Conferencia internacional sobre el diálogo entre Islam y Cristianismo. La conferencia, organizada por la Comisión por las relaciones con los musulmanes del Pontificio Consejo para el Diálogo interreligioso, en cooperación con la Universidad de Qatar, cuenta con la participación de delegados de las diversas confesiones cristianas y concluirá el sábado 29 de mayo. Entre los presentes, se encuentra el Cardenal Jean-Louis Tauran, Bibliotecario y Archivero de la Santa Sede, antes Secretario de Estado Vaticano para las relaciones con los Estados; el Arzobispo Michael Fitzgerald, Presidente del Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso, el Gran Imán del Azhar, el jeque Mohammed Sayed Tantawi y Shenouda III, patriarca de la Iglesia Copta de Egipto. Los participantes han expresado el intento de hallar "las raíces comunes a las dos creencias" y han reafirmado el compromiso de continuar el diálogo, a pesar de la situación de tensión y violencia en la región de Medio Oriente.
En su intervención, el Cardenal Jean-Louis Tauran, que ha llevado a la conferencia los saludos del Papa Juan Pablo II, ha subrayado la importancia de la libertad religiosa, tema central de la conferencia. Ha constatado que el encuentro es "un elocuente testimonio de hermandad. El fragor de la guerra, que retumba no lejos de nosotros, no nos impedirá reflexionar sobre nuestra responsabilidad de creyentes y dirigir un mensaje de amistad a todos los que estén dispuestos a acogerlo", ha afirmado.
La reunión, ha afirmado, “es un diálogo entre creyente que pertenecen a dos religiones distintas”. Por esto, ha dicho, "con el fin de evitar todo sincretismo o caricatura, cada uno debe permanecer leal a su propia fe". “La Iglesia católica mira con respeto a los creyentes islámicos, ha asegurado, y reconoce la riqueza de la tradición espiritual. También nosotros Cristianos estamos orgullosos de nuestra tradición religiosa”.
"Por esta razón, la libertad de conciencia y de religión es fundamental, absolutamente necesaria", ha añadido. "La libertad de religión respeta al mismo tiempo a Dios y al hombre. Es absoluta y recíproca. Se extiende más allá del individuo, de la comunidad; tiene una dimensión civil y social". Añadiendo luego que "la libertad religiosa así entendida y experimentada puede convertirse en un factor eficaz en la edificación de la paz."
El cardenal concluyó proponiendo "el emprender un diálogo de confianza entre las autoridades civiles y religiosas, de tal modo que se establezcan y garanticen firmemente los derechos y las obligaciones de los creyentes y sus comunidades, con particular respeto al principio de reciprocidad". "Aquí en Doha - concluye - todos nosotros podemos, más bien debemos, realizar nuestra parte para emprender el camino de la hermandad y la paz! ".
A las palabras del Cardenal han hecho eco las del Gran Imam de Al-Azhar, una de las máximas autoridades religiosas islámicas: "La libertad religiosa es uno de los principios fundamentales del derecho islámico. El odio y la violencia crecen donde el hombre no es libre de expresar su propia fe", ha declarado el Imán Tantawi.
Un gesto concreto de abertura hacia las comunidades cristianas presentes en la región del Golfo Persa, ha venido del emir de Qatar, el jeque Hamad Bin Khalifa Al Thani, que ha donado un terreno de cerca de medio millón de metros cuadrados a las Iglesias católica y copta, ortodoxa y protestante, para la construcción de varias iglesias. “Un gesto generoso que nos permitirá tener aquí una iglesia” ha comentado Mons. Giovanni Bernardo Gremoli, Vicario Apostólico para la Península Arábiga. (PA) (Agencia Fides 28/5/2004 Líneas: 47 Palabras: 612)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network