http://www.fides.org

Asia

2004-05-25

ASIA/TIMOR ORIENTAL - Un acto simbólico de perdón del presidente de Timor Oriental hacia los milicianos filo-indonesios condenados por las matanzas después del referéndum sobre la independencia

Dili (Agencia Fides) - Un gesto de clemencia para reforzar la reconciliación nacional: este el sentido de la medida emanada por el presidente de Timor Este, Xanana Gusmao, que ha reducido la pena de los tres milicianos filo-indonesios condenados por el Tribunal especial de Dili por las matanzas realizadas en 1999, en la época del referéndum con el que Timor Este se independizó de Indonesia.
Se trata de "un acto simbólico de perdón", ha dicho el presidente, hablando en el segundo aniversario de independencia de la pequeña República. En la matanza de Los Palos, de la que son acusados los tres milicianos, murieron también un sacerdote católico y dos religiosas. La Corte de Dili, llamada Special Panel for Serious Crimes, bajo la égida de las Naciones Unidas, ha puesto en estado de acusación a otras de 380 personas pero la mayor parte de ellos, entre las que se encuentran el general Wiranto, actual candidato a la presidencia de Indonesia, continúan en Indonesia, que rechaza la extradición.
El empeño por la reconciliación nacional en Timor Este ha sido recientemente afirmado también por el nuevo Obispo de Dili, Mons. Alberto Ricardo da Silva, quien ha dicho a Fides: "La Iglesia siempre ha trabajado por esto, especialmente en los momentos de dificultad y crisis. Hoy hay necesidad de un ulterior esfuerzo para dar a la joven democracia timorensa sólidas bases de armonía y paz". Mons. Da Silva, nombrado por el Santo Padre el pasado 27 de febrero, recibió la ordenación episcopal el 2 de mayo, en una solemne celebración en la Catedral de Dili.
"En el futuro de Timor Este - subraya Mons. Da Silva - veo gran esperanza, a pesar de las dificultades que está teniendo la nación en esta fase de transición. Hay optimismo y confianza en el futuro, especialmente entre los jóvenes, que constituyen una gran parte de la población. También la Iglesia está en crecimiento, como se ve en el florecer de nuevas vocaciones. Este nos conforta y nos anima."
Millares de prófugos huyeron de Timor Oriental debido a las violencias que estallaron en septiembre de 1999, al día siguiente del referéndum sobre la secesión, entre milicianos independentistas y filo-indonesios. Muchos de ellos han regresado a Timor Este, otros continúan en territorio indonesio por miedo a padecer retorsiones, al ser acusados de de haber apoyado la parte filo-indonesia. Por esto el proceso de reconciliación en Timor Este es difícil: actualmente un Tribunal especial bajo la égida de la ONU está procesando a los responsables de las matanzas.
La República Democrática de Timor Oriental nació oficialmente el 20 de mayo del 2002, después de un período bajo la administración transitoria de las Naciones Unidas. Con el 95% de los ciudadanos que se profesan católicos, Timor Oriental es la nación asiática con más alta concentración de fieles. La Iglesia tiene un papel muy importante en la formación de las conciencias de los ciudadanos timorenses. En la actualidad la nación está comprometida en el "diálogo nacional" sobre los temas de justicia y reconciliación, en el que están implicados miembros del Parlamento, organizaciones sociales y políticas y representantes de la comunidad católica. La Iglesia local siempre ha puesto el acento sobre la necesidad del "perdón en la verdad y en la justicia" como base para reforzar la unidad nacional.
(PA) (Agencia Fides 25/5/2004 Líneas: 42 Palabras: 576)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network