http://www.fides.org

Africa

2003-05-02

AFRICA/BURUNDI - CAMBIO EL PRESIDENTE DE BURUNDI EN BASE A LOS ACUERDOS QUE PREVEN LA ALTERNANCIA ENTRE LOS HUTU Y LOS TUTSI. UN EJEMPLO PARA LA ESTABILIDAD DE AFRICA

Bujumbura (Agencia Fides) – “La ceremonia de paso del poder entre el antiguo Presidente, el tutsi Pierre Buyoya y el nuevo Presidente el hutu Domitien Ndayizeye tuvo lugar ayer en un clima relativamente tranquilo” refieren fuentes locales contactadas por la Agencia Fides en Bujumbura, capital de Burundi. “Esto, a pesar de que en algunas zonas periféricas de la ciudad continúan los combates entre el ejercito y la guerrilla. La esperanza de todos es que sea concreto y provechoso el compromiso asumido por los nuevos vértices del Estado de colaborar entre ellos para devolver la paz al país”.
El paso del poder entre los dos presidentes señala un momento importante en la historia de Burundi. El país, de hecho, está envuelto desde 1993 en una guerra civil que ve enfrentados al ejercito gubernativo, formado en gran parte por Tutsi, y a diversos movimientos de guerrilla hutu. El conflicto ha provocado hasta el momento 300.000 muertos. En el 2000 se alcanzó un acuerdo en Arusha (Tanzania) para formar un gobierno de transición en el que participan la mayor parte de los partidos políticos burundeses. Según los acuerdos en los primeros 18 meses de gobierno el presidente es un tutsi y el vicepresidente un hutu; en los sucesivos 18 meses se cambia por un presidente hutu y un vicepresidente tutsi. Este complejo esquema sirve para superar las diferencias recíprocas entre los grupos rivales desde hace años en lucha.
El objetivo del gobierno de transición es el de poner las condiciones para las libres elecciones que serán en el 2004.
Ndayizeye es el cuarto presidente hutu en 40 años de historia de Burundi independiente. Si se tiene en cuenta que de sus 6.500.000 habitantes el 1’85% son hutu, es evidente que el mayor grupo del país no ha estado siempre bien representado en los máximos niveles institucionales.
Los acuerdos de Arusha son han sido firmados por los principales grupos de guerrilla que continúan la guerra. Sólo el Frente de Defensa de la Democracia (FDD) ha firmado recientemente un alto al fuego que no ha sido respetado. El FDD sostiene que combate solo para defenderse de los ataques del ejercito mientras que las fuerzas gubernativas acusan al grupo de guerrilla de no respetar el acuerdo de tregua. En todo caso la situación continúa muy tensa con operaciones militares que afectan a la mayor parte de las 17 provincias del país.
Para ayudar al proceso de paz, la Unión Africana está desplegando una fuerza de paz de 3.500 hombres. Ya desde noviembre del 2001, 700 hombres de las fuerza de paz africana están en Burundi para ofrecer protección a los hombres políticos que han vuelto del exilio, mientras que a finales de abril llegaron otros 150 soldados sudafricanos. El objetivo principal de esta fuerza es vigilar el alto al fuego entre el ejercito y la guerrilla. Se espera que cuando todo el contingente africano se haya desplegado esté en condiciones de hacer respetar la tregua. (L.M.) (Agencia Fides 2/5/2003 Líneas: 39 palabras: 515)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network