ASIA/TAIWÁN - Con ocasión del Año Paulino la diócesis de Tainan realizó un peregrinaje a la parroquia dedicada a San Pablo, donde el Apóstol ha sido representado con la solemne vestidura indígena de los Pai Wan

jueves, 22 enero 2009

Tainan (Agencia Fides) – Más de 160 fieles de la diócesis de Tainan participaron los días pasados en el solemne peregrinaje a la parroquia dedicada al Apóstol San Pablo en la diócesis de Kaohsiung. Ha sido una de las muchas iniciativas programadas en la diócesis para celebrar el Año Paulino. La parroquia de San Pablo, definido por el Santo Padre “el más grande misionero de todos los tiempos” está ubicada en una zona donde se concentra la población indígena. Por lo que además de la decoración de la iglesia, caracterizada por el estilo indígena, también las estatuas de la Virgen y de San Pablo han sido revestidas con las solemnes vestiduras de los Pai Wan, la etnia más difundida en la zona.
El párroco es un sacerdote indio, don John Luis Bisonni, testimonio del espíritu misionero paulino que anima la comunidad católica local. Durante la homilía y la meditación, los sacerdotes confirmaron el sentido del Año Paulino y la importancia de la misión y de la evangelización. Para terminar Mons. Joseph Siao, director espiritual del peregrinaje, exhortó a los fieles con estas palabras: “¡Remad mar adentro! ¡Sed pescadores de hombres como lo quiere el Señor! Frente al mundo de hoy, que presenta tantas crisis de distinto tipo, sólo confiando en el Señor podemos encontrar la paz, tanto interior como exterior, para afrontar la vida. Además, es fundamental que nosotros trasmitamos esta paz a todos. Como dice San Pablo ‘¡hay de mi sino predico el Evangelio!’” (NZ) (Agencia Fides 22/01/2009 - líneas 21, palabras 280)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network