http://www.fides.org

Vaticano

2004-05-03

VATICANO - El Papa en el ReginaCaeli: “La unidad de los pueblos europeos, si quiere ser duradera, no puede ser sólo económica y política. El alma de Europa sigue estando hoy unida porque hace referencia a valores comunes humanos y cristianos”

Ciudad del Vaticano(Agencia Fides) - Al término de la Santa Misa celebrada en la Basílica Vaticana para la Ordenación presbiteral de los 26 diáconos de la diócesis de Roma, el Santo Padre Juan pablo II, se asomó a la ventana de su despacho en el Palacio Apostólico Vaticano para rezar el Regina Caeli con los fieles en la Plaza de San Pedro. En la introducción de la oración mariana, el Papa se centró en particular en el ingreso de otros diez países en la Unión Europea. “La unidad de los pueblos europeos, si quiere ser duradera, no puede ser sólo económica y política” amonestó el Papa. “El alma de Europa sigue estando hoy unida porque hace referencia a valores comunes humanos y cristianos. La historia de la formación de las naciones europeas camina junto a la evangelización. Por tanto, a pesar de las crisis que han marcado la vida del continente hasta nuestros días, su identidad sería incomprensible sin el Cristianismo”.
El Santo Padre recordó después las numerosas contribuciones ofrecidas por la Iglesia en estos años a la consolidación de su unidad cultural y espiritual: “La savia vital del Evangelio puede garantizar a Europa un desarrollo coherente con su identidad, en la libertad y en la solidaridad, en la justicia y en la paz. Sólo una Europa que no elimine, sino que redescubra sus propias raíces cristianas podrá estar a la altura de los grandes desafíos del tercer milenio: la paz, el diálogo entre las culturas y las religiones, la salvaguarda de la creación. Todos los creyentes en Cristo de Occidente y de Oriente de Europa, gracias a su abierta y sincera cooperación ecuménica, están llamados a ofrecer su propia contribución en esta importante empresa.”
Dirigiendo su saludo a las naciones que estos días entrarán en la Unión Europea, el Santo Padre dirigió un pensamiento “a tantos santuarios que a través de los siglos han mantenido viva, en cada una de ellas, la devoción a la Virgen María”. (SL) (Agencia Fides 3/5/2004 Líneas: 25 Palabras: 367)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network