http://www.fides.org

Asia

2004-04-30

ASIA/INDONESIA - Alarma en Indonesia: guerrilleros del grupo radical islámico Laskar Jihad desembarcan en las islas Molucas para defender a los “hermanos musulmanes” y combatir la “guerra santa”

Yakarta (Agencia Fides) - Alarma roja en las islas Molucas, envueltas desde hace algunos días en enfrentamientos entre musulmanes y cristianos: varias fuentes con autoridades contactadas por la Agencia Fides, confirman que los guerrilleros del grupo radical islámico Laskar Jihad, provenientes de diversas partes de Indonesia, han desembarcado en las islas Molucas para defender a los “hermanos musulmanes” y combatir la “guerra santa”. Según fuentes de Fides, otros miles de combatientes (mas de 12.000 según algunos) se están preparando para desembarcar en Ambon, enviados por organizaciones islámica en Surabaya, Java oriental, Sur Sulawesi.
Se han visto ya grupos de nuevos mujaheddin, en los alrededores de Ambon, capital de la Provincia de las Molucas meridional, y epicentro de la violencia. La policía y miembros del ejército local, alertados de la presencia de los guerrilleros, han formado en las cimas de una colina para frenar el avance de las bandas de fanáticos armados en los alrededores del poblados de Kuda Mati, próximo a la ciudad de Ambon. Si consiguieran entrar en la ciudad , se produciría una carnecería y la violencia se convertiría en “guerra abierta”, advierten las fuentes de Fides que por motivos de seguridad deben conservar el anonimato.
Precisamente ayer el Ministro de Seguridad Hari Subarno, invitó públicamente al grupo a que no envíen voluntarios a las Molucas, pero el llamamiento no fue escuchado. El Laskar Jihad, se disolvió en el 2002 después de la firma del acuerdo de paz.
El peligro de que el conflicto pudieses inflamarse de nuevo, a causa de grupos radicales que llegan del extranjero, constituye el miedo de Mons. Petrus Mandagi, Obispo de Amboina. En una entrevista exclusiva a la Agencia Fides, el Obispo ha declarado: “Si se producen intervenciones del fuera, como la del grupo radical islámico Laskar Jihab, el conflicto podría degenerar de nuevo con gran sufrimiento para todos. Las autoridades del gobierno central y las locales deben hacerse cargo de la situación e impedir que esto suceda”.
El Obispo añade: “Después de tres años de guerra, la situación es muy delicada y la gente esta todavía traumatizada. Es fácil ceder a la provocación. Toda la población de Ambon tiene miedo. Los cristianos temen ser etiquetados como independentistas e identificados con los separatistas del RMS, lo que no corresponde a la verdad. Los musulmanes por su parte, reivindican su identidad islámica. La guerra está todavía demasiado cerca, las heridas del pasado no se han cicatrizado. Por ello es fácil, aprovechar esta situación y encender la violencia”.
Hoy Mons. Mandagi, ha lanzado un nuevo mensaje de SOS pidiendo a las Naciones Unidas ayuda para devolver la paz en las Molucas. El Obispo, expresando toda la preocupación de la Iglesia local, afirma que “parece que no hay salida”; por ello, pide a las Naciones Unidas y todas las naciones que “defiendan el derecho del pueblo de Ambon a una vida segura en la ciudad”.
El texto pide con urgencia al gobierno de Indonesia, que ponga fin lo antes posible a todo ataque recíproco entre grupos cristianos y musulmanes y que atienda a las víctimas de esta violencia, sobre todo a los refugiados cuyo número aumenta de día en día.
En el caso que no se consiguiera frenar la violencia, pide a la comunidad internacional “que ayude a todos los habitantes de Ambon que quieren vivir en paz, a salir fuera de las Molucas e incluso de Indonesia, donde podrán vivir sin miedo ni violencia”. (PA) (Agencia Fides 30/4/2004 Líneas: 43 palabras: 595)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network