http://www.fides.org

Africa

2004-04-29

AFRICA/COSTA DE MARFIL - Guerra de palabras entre el Presidente y el líder de los rebeldes. Comentario a la Agencia Fides de un misionero

Abidján (Agencia Fides) - “Esperemos que sean solo declaraciones dirigidas a provocar la reacción del presidente Laurent Gbagbo” dice a la Agencia Fides un misionero del norte de Costa de Marfil, comentando las recientes declaraciones de Guillaume Soro, líder de las “Fuerzas Nuevas”, grupo de guerrilla que desde septiembre del 2002 controla el noroeste de Costa de Marfil.
Soro ha pedido a sus hombres la creación de fuerzas de policía y de oficinas aduaneras independientes de las del estado marfileño. Según algunos observadores esta decisión podría preludiar una secesión de las zonas controladas por las “Fuerzas Nuevas” del resto del país. “La secesión, francamente no parece posible”, afirma el misionero. “No se entiende, por ejemplo, de donde obtendría el nuevo estado el dinero para financiar su administración. Es verdad que Soro consigue pagar a los militares bajo su mando, con dinero proveniente de los comercios en el extranjero o quizá con la ayuda de cualquier gobierno extranjero. Pero financiar toda una administración estatal supone gastos más fuertes”. “En el plano del derecho internacional” - dice el misionero - “la comunidad internacional no reconocería nunca un estado nacido de la separación del norte de Costa de Marfil. Además los acuerdos de Marcoussis que Soro dice querer respetar, reafirman explícitamente el respeto de la integridad territorial de Costa de Marfil”.
Los acuerdos de Marcuossis (Francia) firmados en el 2003, pusieron fin al conflicto entre el gobierno y la guerrilla que había estallado en septiembre del 2002. Los acuerdos preveían el mantenimiento en el poder del presidente Laurent Gbagbo hasta el termino de su mandato y la creación de un gobierno de unidad nacional abierto a todos los partidos, con la misión de preparar nuevas elecciones definidas por el mismo acuerdo, como “creíbles y transparentes”.
“La opinión de muchos es que se trata del enésimo enfrentamiento verbal con el Presidente Gabgbo, que ha respondido pidiendo la institución de un tribunal internacional” dice el misionero. El Presidente Gbagbo ha pedido de hecho la creación de un tribunal especial para Costa de Marfil, declarándose pronto a ser juzgado. “Deseo que se establezca un tribunal especial en todos los países donde hay una guerra civil. Ya existe uno en Sierra Leona. Deseo otro para Liberia, otro en Costa de Marfil” afirmó el Presidente en una entrevista a un periódico marfileño.
“El Presidente debe tener en mano pruebas creíbles de los crímenes cometidos por las Fuerzas Nuevas para pedir con tanta seguridad un tribunal internacional” comenta la fuente de Fides.
La guerra de palabras entre Soro y el Presidente Gbagbo ha aumentado la tensión en el norte del país. “Se nota una mayor prudencia por parte de los militares franceses presentes en las zonas bajo control de las Fuerzas Nuevas” dicen las fuentes de Fides. Paris ha enviado 4000 militares para dividir las facciones marfileñas, mientras que las Naciones Unidas están desplegando una fuerza de paz. “La tensión crece precisamente cuando se ha anunciado el despliegue para finales de mayo de los Cascos Azules de la ONU. Quizá se quiere retardar la llegada de los Cascos Azules para poder continuar con los tráficos ilegales con los que algunos jefes rebeldes se enriquecen. Si los soldados de la ONU garantizaran de hecho la vuelta de la administración estatal, los comercios ilegales terminarían” concluye el misionero. (LM) (Agencia Fides 29/4/2004 Líneas: 41 Palabras: 567)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network