http://www.fides.org

Dossier

2004-04-24

ASIA/IRAK - Buenas relaciones entre las comunidades religiosas, ayudas humanitarias de iglesias y mezquitas, sin discriminación: acción del Consejo Interreligioso de Irak por la paz

Bagdad (Agencia Fides) - Que el papel auténtico de la religión sea el de contribuir al dialogo, a la reconciliación y la paz ha sido afirmado en numerosas ocasiones por Juan Pablo II. A pesar de las dificultades, la instrumentalización acaecida y la presencia de algunos “predicadores del odio” en las mezquitas iraquíes, un testimonio de como todas las comunidades religiosas quieren comprometerse en la construcción de buenas relaciones en el nuevo Irak ha sido la creación del “Consejo Interreligiosos de Irak por la Paz”, formado en agosto del 2003, y que desde hace un año aproximadamente promueve encuentros y actividades para subrayar el papel de la autentica religión en el escenario iraquí.
Organizado por la “Conferencia Mundial de las Religiones por la Paz”, el Consejo incluye altos lideres religiosos iraquíes, musulmanes, chiítas y sunitas entre los cuales hay algunos miembros del gobierno transitorio iraquí,
El Consejo se ha pronunciado rápidamente contra la violencia religiosa y la acción de grupos sectarios, subrayando por el contrario, que es misión de las distintas comunidades de fieles el ayudar a la población iraquí que todavía vive con problemas para sobrevivir diariamente. El Consejo ha afirmado también que la aportación de las religiones y el desarrollo de buenas relaciones entre las diversas comunidades religiosas continua siendo fundamental en la construcción de un nuevo Irak, pacifico, democrático y tolerante.
De acuerdo con el Consejo, se han realizado ayudas humanitarias a través del trabajo de mezquitas e iglesias, ofreciendo alimentos, agua y medicinas según las necesidades, sin discriminación religiosa. “En nuestras mezquitas distribuimos alimentos que con frecuencia son ofrecidos por organizaciones cristianas. Juntos sobrevivimos” ha dicho Ali Houssein al Jabbouri, de la mezquita Shakir al-Adoud de Bagdad.
Ejemplo concreto de solidaridad interreligiosa ha sido el episodio recientemente acaecido: los cristianos, ante el asedio de la ciudad sunita de Fayula, circundada por tropas americanas para desalojar grupos violentos de extremistas, se plantearon el problema de como ayudar a los civiles dentro de la ciudad. Las iglesias de Bagdad pensaron intervenir con ayudas humanitarias, recogiendo víveres, alimentos y medicinas y las transportaron hasta Fayula. Junto al Obispo Caldeo Mons. Sholomon Warduni, había también un imán chiíta y un jefe religioso sunita que dirigieron la delegación, demostrando que comparten la finalidad y acciones concretas de solidaridad. La gente de la ciudad estaba muy contenta porque no se sentían abandonados a su suerte.
Según numerosos observadores las comunidades religiosas, dada su organización capilar, son insustituibles para ayudar a una recuperación general de la sociedad iraquí. Entre las finalidades del Consejo Interreligiosos están:
-responder a las exigencias de las diversas comunidades religiosas y trabajar de inmediato
-apoyar las tradiciones de tolerancia y de libertad religiosa
-apoyar a los lideres religiosos iraquíes en su esfuerzo por construir un Irak multirreligioso. Se buscaran estas finalidades en colaboración con la Conferencia Mundial de las Religiones por la Paz, que apoyan con actividades del Consejo iraquí. (PA) (Agencia Fides 24/4/2004)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network