http://www.fides.org

Africa

2003-06-02

AFRICA/UGANDA - PREOCUPACION DE LOS MISIONEROS DESPUES DEL ATAQUE DE LA MISION EN EL NORTE DE UGANDA: “ES YA INDISPENSABLE UNA INTERVENCION DEL EXTRANJERO”

Kampala (Agencia Fides) - “Estamos verdaderamente desalentados, la violencia parece no tener fin”. Es el comentario de los misioneros que trabajan en el norte de Uganda, a la Agencia Fides después del enésimo masacre de la región. El pasado 30 de mayo en Omya-Anyima a 40 Km. al este de Kitgum, un grupo de rebeldes del Ejercito de Liberación del Señor (LRA) atacó la misión local y algunas instalaciones militares y gubernativas. En el curso del ataque murieron 17 personas: 11 rebeldes, 5 civiles y un militar. El responsable de la misión el P. Gerardo Marvin Fuentes Murillo, comboniano originario de Costa Rica, está sano pero ha sido muy probado. En el momento del ataque el P. Gerardo se encontraba dentro de la Iglesia y vio como los rebeldes destrozaban las casas vecinas (entre ellas la casa parroquial) saqueando y robando los pobres enseres de los habitantes.
Omya Anyma es la parroquia más joven de la diócesis de Gulu que cuenta con cerca de 30.000 habitantes y atiende a 18 comunidades menores.
“Desde los años 80, el LRA siembra muerte y destrucción en el norte de Uganda” dicen los misioneros contactados por la Agencia Fides. “Desde hace tiempo, los misioneros, el clero local, Obispos y otros grupos religiosos, están buscando el poner fin a la guerra. Pero últimamente sólo recibimos señales negativas. La última, el rapto de cuarenta seminaristas del seminario de Lachor, de los cuales al menos 4 han sido asesinados. No parece que haya una verdadera voluntad de paz; más bien, los últimos episodios parecen delinear una estrategia precisa de reemprender los combates a gran escala”.
Los misioneros concluyen lanzando un nuevo llamamiento: “Este es el enésimo conflicto africano olvidado y para un observador externo pueden parecer retóricos nuestros llamamientos para que la comunidad internacional intervenga, pero para nosotros que vivimos en esta situación de desesperación, una intervención del extranjero se hace ya indispensable: no se puede seguir así” .(L.M.) (Agencia Fides 2/6/2003 Líneas: 29 Palabras: 344)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network