http://www.fides.org

Vaticano

2004-04-05

VATICANO - Terminan los trabajos del VIII Forum Internacional de Jóvenes. Mons. Rylko: “No sólo en la universidad, sino en la vida, Cristo cuenta con cada uno de vosotros. El éxito de este Forum es, sobre todo, el éxito de vosotros jóvenes: ¡Remad mar adentro!”

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - “¿Qué ha sido este Foro para nosotros que hemos participado en él?”. “¡Una extraordinaria aventura espiritual, una extraordinaria experiencia de Iglesia; hemos experimentado lo que quiere decir ser Iglesia católica, universal! Somos tan diversos pero somos una sola cosa”. Afirmó el Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, Su Exc. Mons. Stanislaw Rylko, trazando las conclusiones del VIII Forum Internacional de Jóvenes que ha tenido lugar del 31 de marzo al 4 de abril en Rocca di Papa (Roma). Los 300 participantes, entre 20 y 26 años, comprometidos en la Iglesia y en la universidad, provenientes de un centenar de países, han hablado sobre el tema “Los jóvenes y la universidad: testimoniar a Cristo en el ambiente universitario”.
Este Forum continua - dijo Mons. Rylko - y debe continuar porque cada uno debe llevar a casa los temas fundamentales que hemos afrontado: este es el desafío que hay que coger. Ahora cada uno de los participantes tiene una nueva conciencia: hay muchos otros jóvenes en el mundo que comparten los mismo ideales: “No estáis solos, sois muchos y la Iglesia os acompaña como madre y maestra”. Hay una nueva generación de jóvenes y algunos hablan de una “generación de Juan Pablo II” constituida por aquellos que el Santo Padre ha llamado “centinelas de la mañana”
¿Que quiere decir se “centinelas de la mañana”? Tener el valor de ser lo que somos, defendiendo nuestra identidad cristiana. Redescubrir el valor para ser exigentes, sobre todo con nosotros mismos, recordando el “no tengáis miedo de ser santos” de Juan Pablo II, revelándose contra la dictadura de la superficialidad. Tener el valor de dar testimonio: Jesús cuenta con el testimonio de vida y de palabra de cada uno. Tener el valor para cambiar, sobre todo a nosotros mismos, recordando que a los ojos de Dios cuenta cada ser humano.
En el mundo, como cristianos, somos una minoría, pero esto no es un riesgo: el riesgo es el de ser insignificantes y marginales por nuestra culpa. El riesgo es que la sal pierda su sabor, que la levadura no fermente, que la luz se apague. No sólo en la universidad, sino en la vida, Cristo cuenta con cada uno de vosotros. El éxito de este Forum - dijo como conclusión Mons. Rylko - es sobre todo, el éxito de vosotros jóvenes: ¡Remad mar adentro!” (SL) (Agencia Fides 5/4/2004 Líneas: 29 Palabras: 436)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network