http://www.fides.org

America

2004-04-02

AMERICA/VENEZUELA - “"Defender la Vida, responsabilidad de todos". Apenado llamamiento de los Obispos de Venezuela ante la gravísima situación que amenaza con colapsar la nación

Caracas (Agencia Fides) - La Conferencia Episcopal Venezolana ha mostrado su profunda preocupación ante la gravísima situación que amenaza con destruir la paz en Venezuela, al término de la XXXI Asamblea Extraordinaria, que ha tenido lugar del 30 de marzo al 1 de abril en un Comunicado titulado “Defender la Vida, responsabilidad de todos”.
El documento señala “El pueblo sufre el creciente deterioro en su calidad de vida. Las expectativas de acabar con la corrupción y de crear una democracia de mayor contenido social y participativo, representan, en buena medida, promesas insatisfechas”. Los Obispos comparten la angustia de tantos venezolanos por las reiteradas violaciones a sus derechos fundamentales y por la disolución del Estado de Derecho. “. El progresivo deterioro de las instituciones, la amenaza de un colapso nacional, la tentación de recurrir a la violencia para dirimir las diferencias políticas y sociales, nos llevan a apoyar la consulta popular” que los Obispos desean que lleve a una solución pacífica, democrática y electoral a la crisis del país.
El Comunicado reafirma con fuerza el rechazo de toda forma de violencia y denuncia las represiones exageradas realizadas por las fuerzas de seguridad con un trágico balance de muertos, de personas privadas de su libertad, de personas torturadas y humilladas y de la persistencia de esta situación. La impunidad pone a los ciudadanos a merced de los abusos y la arbitrariedad.
Respecto al referéndum que podría llevar a la revocación del mandato presidencial los Obispos señalan que los hechos recientes indican la voluntad de impedir o retardar, indebidamente, el ejercicio de este derecho, “poniendo obstáculos y argumentando legalismos, lo cual constituye una grave injusticia, contradice los compromisos adquiridos entre las partes en conflicto y representa una amenaza a la paz”. Los católicos deben ser los primeros en dar ejemplo de lo que piden al país, a los gobernantes y a los demás hermanos: deben pues, deponer las actitudes de soberbia; perdonar y pedir perdón; promover el diálogo constructivo; reconocer el rostro de Cristo en cada persona. “Estamos llamados a promover la cultura de la paz y de la reconciliación; a comprometernos con la verdad, repudiando la mentira, el engaño, las falsas promesas; a sembrar esperanza”.
El Comunicado de la Conferencia Episcopal termina deseando que las celebraciones de Semana Santa y de Pascua de Resurrección lleve a la conversión personal y comunitaria, así como al compromiso para hacer realidad en nuestra patria el anhelo de fraternidad, reconciliación y paz. (RZ) (Agencia Fides 2/4/2004 Líneas: 33 Palabras: 429)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network