http://www.fides.org

Africa

2004-04-02

AFRICA/GRANDES LAGOS - Burundi y Ruanda: la vuelta de los prófugos marca una etapa importante hacia la pacificación de los dos países. Muchos de ellos no veían su país desde hacia diez años

Roma (Agencia Fides) - Son 500.000 los refugiados burundeses que se encuentran todavía en campos o en instalaciones provisionales en Tanzania. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR) cuenta con asistir en este año a cerca de 150.000 de ellos, en su vuelta a sus propias casas en Burundi.
Desde el 2001 cerca de 195.000 refugiados burundeses han vuelto a sus propio país desde Tanzania. De estos, cerca de 27.000 han vuelto en el 2004 como consecuencia del aumento de las operaciones por parte del UNHCR que está enviando personal de más y abriendo nuevas oficinas en áreas de Burundi, antes inaccesibles, para acoger a los refugiados que vuelven.
Casi 230 refugiados ruandeses volvieron la semana pasada a sus propias casa desde el campo de Nakivale en Uganda, en el distrito sur-occidental de Mbarara. Esta última repatriación eleva a 1.146 el número de refugiados ruandeses que han vuelto este año desde Uganda después de los tres convoys que partieron a finales del mes de enero. Los refugiados que han vuelto han viajado hacia el sur en cinco camiones del UNHCR que transportaban también sus bienes. En la frontera fueron acogidos por amigos ruandeses y se mostraron felices de volver a casa. Muchos de ellos hacia 10 años que no veían Ruanda y sus hijos, que nacieron en el exilio, ponían por primera vez su pie en el país.
Cerca de 2 millones de personas huyeron de Ruanda como consecuencia del genocidio de 1994. Según el UNHCR todavía hay unos 60.000 refugiados ruandeses que viven en varios estados africanos, 18.000 de ellos en Uganda. A comienzos del pasado mes de enero, los gobiernos de Ruanda y Uganda firmaron un acuerdo tripartito con el UNHCR para favorecer la repatriación de todos los refugiados que quedaban en los tres campos de Uganda. Después de atravesar la frontera, los refugiados se dirigieron al centro de paso de Byumba a 25 km de la frontera con Uganda, preparado por el gobierno rwandés, en el que se pueden registrar hasta un máximo de 500 personas al día. Esta moderna estructura fue construida para aligerar el proceso de restitución de la nacionalidad a los refugiados que volvían, ahora se produce en un solo día, y juntamente se entregaba un “paquete de repatriación” con útiles de base para cocinar, plásticos, mantas, cubos para el agua y jabón.
Las operaciones de repatriación proseguirán hasta que los refugiados que se encuentran en los campos de Kyaka II, Nakivale y Oruchinga en Uganda, pidan volver a Ruanda. Por medio de una campaña de información patrocinada por el UNHCR se ofrece información sobre las condiciones de seguridad en Ruanda y se invita a los refugiados a registrarse para facilitar una repartición ordenada y ágil. El nuevo gobierno de Ruanda , entusiasta de dar la bienvenida a los refugiados que vuelven al país, ha firmado acuerdos similares de repatriación con otros nueve países que actualmente albergan a conciudadanos suyos. El UNHCR trabaja desde el 2002 en la promoción de la repatriación en Ruanda y cuenta con asistir este año a cerca de 40.000 ruandeses que volverán a su país. Durante el año pasado mas de 22.700 refugiados volvieron a Ruanda desde varios países limítrofes con la asistencia del UNHCR. (LM) (Agencia Fides 2/4/2004 Líneas: 41 Palabras: 571)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network