http://www.fides.org

Dossier

2004-03-27

AMERICA/COLOMBIA - “Los niños metidos en los conflictos armados además de ser víctimas de todo tipo de maltratos y abusos, se convierten en objetivos de los asesinos”: doloroso testimonio del Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Colombia

Bogotá (Agencia Fides) - “En los primeros dos meses de este año 2004, según el General Ospina, Comandante de las fuerzas militares, 44 niños murieron en combates: 19 de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) 5 del ELN (Ejercito de Liberación Nacional) 11 de los paramilitares y 9 de la delincuencia común. En los últimos cinco años han sido secuestrados 1800 niños por parte de las FARC, el ELN, los paramilitares y la delincuencia. Un centenar de ellos se han suicidado”.Don Luis Eduardo Castaño Cardona, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificas de Colombia, refiere esta trágica realidad en un testimonio enviado a Fides sobre la condición en la que viven miles de niños colombianos especialmente los implicados en la lucha armada.
Entre el 2000 y 2003 hubo 214 víctimas menores de 18 años víctimas de las minas antipersonales y de las municiones abandonadas sin explotar. Se calcula que hay 960 zonas minadas. El 4.65% (entre 11.000 y 14.000 niños) de los niños reclutados a la fuerza nunca han ingresado al sistema educativo y ya en las filas irregulares jamás tienen acceso al estudio.
En Colombia 6.5 millones de niños viven en condiciones de pobreza, los desplazamientos forzados les afectan duramente. En el 2002 el 45% de los 2.5 millones de desplazados internos eran niños. Cerca del 50% de los niños no frecuentaban ya las escuelas porque no encontraban puesto o porque estaban traumatizados o porque debían trabajar.
“Ante esta dolorosa y dramática realidad, el Secretariado Nacional de la Santa Infancia (OPIM) ha prestado servicios de animación, formación y organización y se ha trabajado, tanto con los niños directamente como con los animadores y asesores de la OPIM en las áreas humana-antropológica, espiritual, bíblica, psicológica y recreativa. En estos talleres han participado cerca de mil asesores entre catequistas, profesores, religiosas, seminaristas, sacerdotes y jóvenes mayores de 13 años. Los niños que participaron en las actividades formativas fueron cerca de 150 alrededor de 8 años de edad y han participado en actividades formativas especificas. La Infancia Misionera tiene vinculados en todo el país a unos 5 millones de niños de la OPIM comprometidos en favor de sus coetáneos, especialmente de los más afectados”. (RZ) (Agencia Fides 27/3/2004 Líneas: 32 Palabras: 400)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network