http://www.fides.org

Dossier

2004-03-27

AFRICA/UGANDA - En 18 años de guerra civil unos 35.000 niños enrolados a la fuerza en la guerrilla. El trabajo de la Asociación de Voluntariado para el Desarrollo Internacional (AVSI) para ayudar a los pequeños que huyen de manos de los guerrilleros

Kampala (Agencia Fides) - En 18 años de guerra civil en el norte de Uganda, unos 35.000 niños han sido raptados por la guerrilla del Ejército de Resistencia del Señor (LRA). “Es una cifra bastante real, aunque no existen datos precisos” dice a la Agencia Fides Filippo Ciantina, responsable de la oficina AVSI (Asociación de Voluntariado para el Desarrollo Internacional) en Uganda. “De estos, la mitad ha conseguido huir y volver a sus casas. Del resto, probablemente la mitad ha muerto en los combates contra el ejercito gubernativo, y el resto se encuentran todavía en las filas de la guerrilla”. Los niños son raptados y obligados a combatir o bien son empleados como esclavos para llevar las cargas para los guerrilleros. Las niñas son explotadas sexualmente.
“El AVSI ha comenzado a ocuparse de los niños en situaciones de guerra hace unos 10 años en Ruanda, durante el genocidio. Hemos creado un equipo especializado para ayudar a los niños traumatizados por tanto horror” dice Filippo Ciantina. “Con al agravamiento de la guerra civil en el norte de Uganda, hemos iniciado un proyecto para la reinserción en la sociedad civil de los niños raptados por el LRA”.
“Nuestra misión consiste en ofrecer ayuda psicológica y material a los niños y familias que los recogen” dice Filippo Ciantina. “Los niños deben superar obstáculos enormes, porque han sufrido y han sido obligados a realizar actos de violencia inauditos. Deben pues recuperar la estima de si mismos. Deben comprender que todavía hay alguien capaz de amarlos, a pesar del mal que se han visto obligados a realizar. Es sorprende constatar como el alma humana es capaz de reaccionar incluso frente a las situaciones más trágicas, con tal de que haya alguien que ofrezca alguna ayuda. Los niños vuelven a la familia y frecuentan la escuela, recuperando gradualmente la confianza en si mismos y en el ambiente que les acoge”.
Tan solo en el ultimo año hemos asistido a 1500 niños” afirma Filippo Ciantina. “una gran ayuda nos viene de la cultura africana con su concepto de familia grande. El 30-40% de los niños han perdido de hecho a sus padres, durante o después de su rapto y una vez que huyen de las manos de la guerrilla siempre encuentran a algún pariente o amigo de la familia que les acoge. Nosotros intervenimos ayudando a las familias a integrar a los niños y darles una educación”.
(LM) (Agencia Fides 27/3/2004 Líneas: 32 Palabras: 440)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network