ASIA/HONG KONG - Dos peregrinaciones de la Tercera Orden de los Canosianos con motivo de los 200 años de la fundación de las Canosianas y la celebración del Año Paulino

miércoles, 5 noviembre 2008

Hong Kong (Agencia Fides) – Dos peregrinaciones, en Italia y en Hong Kong, son las principales iniciativas de la Tercera Orden de los Canosianos para celebrar los 200 años de fundación de las Hijas de la Caridad (FdCC, Canosianas) y los 20 años de canonización de su Fundadora, Santa Magdalena de Canosia (1774-1835), que tuvo lugar el 2 de octubre de 1988 en Plaza San Pedro, además de los 148 años de servicio de “Humildad en la Caridad” prestado en Hong Kong. Gracias a este esfuerzo, la comunidad canosiana de Hong Kong se ha convertido también en la base de la misión de la Congregación en el extremo oriente.
Según lo referido por Kong Ko Bao (boletín diocesano en versión china), durante el verano, apenas transcurrido, unos treinta miembros de la Tercera Orden, acompañados por sus familiares, realizaron una peregrinación de 15 días en Italia, la cual tuvo como tema “Sobre las huellas de la Fundadora”, celebrando también de esta manera el Año Paulino. La peregrinación de la Tercera Orden, realizada el 1 de noviembre, tuvo como meta la parroquia de San Pedro y San Pablo en Hong Kong, y a ella se unieron las religiosas canosianas. Durante la peregrinación hubo ocasión para la visión de dos documentales: uno sobre la historia de las Canosianas y de su Fundadora, y el otro sobre la misión paulina, con el objeto de relanzar la llama misionera. Además, las Canosianas de Hong Kong dieron vida a muchas distintas iniciativas para celebrar estos eventos, centrados en el tema “Conocer a las canosianas, la historia y el desarrollo en Hong Kong”.
La congregación de las canosianas (Hijas de la Caridad) fue fundada en 1808 en Italia, cuando Magdalena de Canosa, superadas las últimas resistencias de su familia, noble y rica, dio inicio, en el barrio más pobre de Verona (Italia), a lo que consideraba ser la voluntad del Señor: “servir a los hombres más pobres con el corazón de Cristo”. “Dar a conocer a Jesucristo” fue la gran pasión de Magdalena, lo que constituye hoy en día la herencia que los Hijos e Hijas de la Caridad están llamados a vivir. Hoy, las Hijas de la Caridad son cerca de 4 mil, presentes en los 5 Continentes; los Hijos de la Caridad son cerca de 200 y trabajan en diversas ciudades italianas y en otros continentes. También son numerosos los grupos de laicos ligados a la espiritualidad de la familia canosiana. En 1860, por solicitud del entonces Prefecto Apostólico de Hong Kong, la Superiora General de las Hijas de la Caridad envió a 6 jóvenes religiosas italianas a Hong Kong, y en 1874 a Macao. Soportando un largo viaje y miles de dificultades, las primeras misioneras canosianas abrieron la casa de Hong Kong, desde la cual se lanzaron hacia el continente y otros países asiáticos. Hoy, siguiendo el carisma de la Fundadora, están activas en el campo de la instrucción, de la pastoral, de la salud y en el ámbito social, y son muy apreciadas por todos. (NZ) (Agencia Fides 5/11/2008; líneas 31 palabras 504)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network