http://www.fides.org

Especial

2004-03-13

AFRICA/BENIN - “El trabajo de menores es una forma moderna de esclavitud” afirma el P. Claude en primera línea en la lucha contra la plaga de los niños de la calle en Benin

Cotonou (Agencia Fides) - Unos 4.000 niños son invitados cada año a trabajar fuera de Benin, uno de los países más pobres de Africa. Es la dramática denuncia a Fides del P. Claude, un misionero que dirige desde hace años, un centro de acogida para los niños de la calle en Cotonou, capital de Benin. “El país constituye el cruce del tráfico de menores en la región. También desde el vecino Togo los niños hacen aquí parada para ser enviados después a Costa de Marfil y Nigeria, donde son explotados en las plantaciones” dice el P. Claude. “Se trata de uno de los numerosos tráficos que hacen base en nuestro país. También las rutas de la droga y armas pasan por Benin”.
“Las familias mas pobres vende a sus hijos a las organizaciones de traficantes, a cambio de unas pocas monedas y de la promesa de un trabajo decente para sus hijos. En realidad, los niños, una vez que llegan a las plantaciones, son obligados a trabajar sin remuneración. Están completamente aislados de la familia. Tan solo algunos de ellos una vez que han crecido, consiguen escapara y volver a casa. Pero la mayor parte de los niños no verán más a sus familias. Es una verdadera forma de esclavitud”.
“Los traficantes están bien organizados: los niños antes de su partida hacia los países de destino, son reunidos en un lugar concreto y son adoctrinados sobre como comportarse en la frontera y durante los controles de policía. Es fácil convencerles y colaboran, después de todo son sus familias quienes les han enviado allí” dice el P. Claude.
“Los traficantes saben como trabajar en estos países, donde el Estado encuentra todavía dificultades para imponer la ley en todo su territorio” afirma el sacerdote. “De tanto en tanto, las autoridades de Nigeria y de Costa de Marfil repatrían a los niños, pero desgraciadamente han intervenido de forma esporádica. A causa de la guerra, los tráficos hacia Costa de Marfil han sufrido una enlentecimiento”.
El centro dirigido por el P. Claude, alberga a unos 80 niños. “Hay un continuo ir y venir de niños y jóvenes. Por ello el número de nuestro asistidos en mucho más alto de los chicos albergados” dice el P. Claude, “Lo importante es que los chicos permanezcan en contacto con nosotros. Nuestro objetivo es el de reunir a los niños con sus familias. A los chicos más grandes, de 15 años en adelante, les ofrecemos también una formación profesional. Sólo así con un trabajo podrán abandonar definitivamente la calle”. (LM) (Agencia Fides 13/3/2004 Líneas: 33 palabras: 453)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network